¿Por qué es importante tener el control de la protección de datos de tu negocio?

Ya habrás escuchado (y leído) varias veces lo importante que es delegar ciertas tareas de tu negocio, y una de las tareas que primero se delegan son las que tienen que ver con los aspectos legales y fiscales. Pero hoy quiero contarte, por qué es importante tener el control de la protección de datos de tu negocio.

Y que conste que yo estoy encantada que decidas delegar la parte legal de tu negocio en mí. Además, si yo lo has hecho sabrás que me tomo la tarea como si fuera mi propio negocio, pero como ya dijo Eli Romero, tienes que saber de todo y, a la vez, de nada.

Además, al principio es normal hacerlo todo uno mismo: cambios en la web, campañas de email marketing, Facebook Ads,… y cuando llegas a la parte legal, si realmente te la tomas en serio, vas a buscar a un profesional que haga el trabajo, si es que puedes pagarlo.

Y si no te lo tomas en serio, y lees por ahí los consejos que dan otros compis emprendedores online, darás de alta los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos, y ya te quedarás tranquilo o tranquila.

Pero no es así, dar de alta los ficheros es sólo el principio. Además es un paso que desaparecerá a partir del 25 de mayo, con la entrada en vigor de la normativa europea.

Por tanto, ¿sabes realmente lo que hay que hacer en el día a día de tu negocio para cumplir con la LOPD?

Mientras gestionas tu negocio debes saber qué grado de seguridad tienes que aplicar a los datos que manejas, y preocuparte que se cumplan. Porque en el día a día de un negocio es donde de verdad estarás preocupándote de proteger los datos de tus usuarios, algo fundamental con la nueva normativa.

Aparentar que se cumple la LOPD ya no va a ser suficiente.

Ahora vas a tener que saber y ponerlo en práctica al usar correctamente las herramientas de tu negocio, los programas que utilizas.

Cuando tengas contacto con colaboradores, debes saber la importancia que tiene firmar un acuerdo de confidencialidad para proteger tu negocio. ¿O prefieres que luego se lleve los contactos de tus clientes y haga negocios con ellos?

También es importante que establezcas un control de acceso de tus trabajadores o colaboradores a los datos. Es decir, que puedan tener acceso a lo expresamente necesario, no a toda la documentación de tu negocio.

¿Y qué me dices de tener un ordenador sin contraseña, y sin cambiarla periódicamente? Sí, también tienes que hacerlo.

Vale, que trabajas desde casa y no vive nadie más contigo. Bueno, tiene un pase, pero aun así yo pondría la contraseña, porque siempre pueden entrar en tu casa y robarte el equipo. (Que espero que no!).

¿Y si te vas de viaje con tu portátil? Pues tiene que llevar contraseña, y…. ¡no te conectes a las wifi públicas! Eso ha dolido más, no? Pues ni te imaginas lo fácil que es que te roben la información a través de esta conexión.

Yo jamás me conecto con mi móvil a una red pública, porque tengo conectado Dropbox y acceso al email y no quiero que me roben tus datos.

Toda esta información tiene que estar actualizada en tu Documento de Seguridad, que es como el manual interno de protección de datos de tu negocio. Y es lo primero que te va a pedir la Agencia Española de Protección de Datos en caso de una inspección.

Si has delegado la gestión de la protección de datos en un buen profesional, sí hará todo estos pasos, pero no será lo mismo porque no vive el día a día de tu negocio.

Los emprendedores que han contratado mi servicio de adaptación a la LOPD saben que yo me preocupo de llevar el Documento de Seguridad siempre al día, y que por ello pregunto al menos una vez al mes las modificaciones que haya habido en la empresa.

Pero lo sigo diciendo, que conozcas lo que puedes o no hacer con los datos que manejas en tu negocio es primordial.

Por ello he creado el curso de adaptación a la LOPD para negocios online, con el que podrás tanto gestionar tú mismo/a la protección de datos de tu negocio o delegarlo a un profesional, pero sabiendo lo que estás haciendo.

Es hora de pasar a la acción y tomar el control de tu negocio.

 

¿Sabías la importancia que tiene que conozcas la LOPD para poder aplicarla realmente en tu negocio?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

 Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

Las cooperativas de trabajo asociado, ¿una opción para facturar sin ser autónomo?

Al empezar un negocio online, el gran problema al que te enfrentas es que tus ingresos no te van a permitir pagar la cuota de autónomo que hay establecida en España.

Muchos me habéis preguntado por las cooperativas de trabajo asociado como es el caso de Factoo, Freelance SCM, Cooperativa Online o InPulse, para facturar sin tener que darse de alta como autónomo, y hoy os vengo a hablar sobre ellas, ya que desde este verano, tienen polémica.

¡Vamos allá!     

 

¿Qué son las cooperativas de trabajo asociado?

Wikipedia lo define así:

Una cooperativa de trabajo asociado, cooperativa de producción, o simplemente cooperativa de trabajo, es un tipo de cooperativa cuyo objetivo es el proveer y mantener a sus socios de puestos de trabajo a tiempo parcial o completo, a través de la organización en común de la producción de bienes o servicios para terceros.

Las cooperativas de trabajo agrupan con la cualidad de socios a personas físicas que, mediante su trabajo en común, realizan cualquier actividad económica de producción de bienes o servicios para terceros.

 

Y en la práctica en lo que consiste es que como socio de esa cooperativa, ésta va a facturar por ti a tus clientes, dándote de alta en la Seguridad Social como un trabajador por las horas necesarias para la realización del trabajo.

De lo que le cobren a tu cliente, van a descontar el pago a la Seguridad Social, la retención de IRPF y su comisión (que suele ser un 5%).

Por tanto, de los 1000 € netos que facturen te descuentan 56,5 € a la Seguridad Social, 59,5 € de gastos de gestión y 20 € de retención de IRPF, y la diferencia te lo ingresan.

Suena muy bien, pero… ¿es legal?

¿Es legal facturar a través de cooperativas de trabajo asociado?

Pues hasta este verano supuestamente sí era legal facturar a través de cooperativas, pero seguro que te has enterado que el Ministerio de Empleo lleva desde noviembre de 2016 investigándolas y ha decidido descalificar a Factoo como cooperativa, pidiendo a alguno de los socios que se pongan al día en los pagos de las cuotas de autónomo.

Es una decisión administrativa, que Factoo podía recurrir judicialmente, y es lo que han hecho, por eso sigue funcionando.

Habrá que esperar al fallo judicial, pero Cooperativa Online e Inpulse ya han cesado en su actividad, y has dado un margen de tiempo a sus socios para que busquen otra solución.

 

¿Por qué se está considerando ilegal facturar a través de Cooperativas?

Antes que nada tengo que decirte que considero que ha saltado la liebre por el abuso que se ha hecho de facturar a través de ellas, ya que estaba pensada para freelance que comenzaban y que facturaban poco, lo cual no le permitía pagar una cuota de autónomo.

Además, la publicidad que ha realizado las cooperativas ha sido muy a saco, sobre todo Factoo, que ponía bien grande: Factura sin ser autónomo. Que ha tenido que quitarlo para no dar lugar a malentendidos mientras llega la resolución judicial.

Dicho esto, cuando te poner a analizar realmente lo que supone facturar a través de cooperativas….

  • Eres un trabajador por cuenta ajena que se está pagando su propia cuenta de la Seguridad Social
  • La cooperativa no te está dando trabajo, eres tú quien trae al cliente

 

Por lo que muy seguramente la resolución judicial va a indicar que las cooperativas de trabajo asociado son ilegales, o va a delimitar muy claramente cuando se pueden utilizar.

En cuanto salga la resolución te la comentaré, pero mientras tanto….

¿Cómo facturas el trabajo que realizas?

Como ya te he comentado en otra ocasión, desde el primer momento tienes que darte de alta en Hacienda y hacer tus declaraciones de IVA y de IRPF, por lo que ya puedes facturar a tus clientes.

Cosa aparte es darse de alta como autónomo en la Seguridad Social, donde sí hay sentencia del Tribunal Supremo que establece que no es necesario cuando no se llega a facturar el Salario Mínimo Interprofesional.

Eso sí, debes tener en cuenta que la sentencia aún no se ha llevado a la legislación, por lo que la Seguridad Social puede requerirte que te des de alta como autónomo, y entonces tendrás que ir a juicio alegando la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

 

Recomendación

Visto todos estos puntos, y para que te quede más claro, mi recomendación para que factures a tus clientes es que te des de alta en Hacienda desde el primer momento, y cuando estés facturando unos 300 – 400 € al mes, te des de alta en la Seguridad Social como autónomo, y aproveches la tarifa bonificada de 50 € durante los primeros 6 meses que en breve serán de 12 meses, para seguir haciendo crecer tu negocio.

Al darte de alta cuando factures 300 ó 400 € no estarás estirando el chicle al máximo, hasta llegar al Salario Mínimo Interprofesional, por lo que el riesgo de que la Seguridad Social te requiera que te des de alta se reducirá bastante.     

 

¿Estás facturando a través de cooperativa? ¿Sabías los riesgos que corres al facturar de esta forma? ¿Estás barajando otras opciones?

Me encantaría leerte en los comentarios para poder seguir ayudándote.

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis bloggers 😉

Cómo proteger el contenido de tu blog

Después de ver unos comentarios en un grupo de Facebook donde la mayoría daban por hecho que se tenían que aguantar si le plagiaban el contenido de su blog, me he decidido a escribir este post para mostrarte cómo proteger el contenido de tu blog.

Porque no, no nos podemos quedar de brazos cruzados si eso pasa, y que luchar por lo que nos pertenece, y sobre todo, saber actuar previamente para protegerlo.

¡Vamos allá!

 

Pasos previos para proteger el contenido de tu blog

Impide que hagan copy paste

El primer paso que vamos a dar es no facilitarle la tarea, por lo que vamos a impedir que con el ratón hagan un copy-paste del texto íntegro.

Que sí, que si quieren copiarlo lo van a hacer, pero por lo menos van  a tener más trabajo.

Para que no pueden seleccionarlo y copiarlo directamente con el ratón, editar el HTML, y pon antes de </head> el siguiente código:

<script>
function disabletext(e){
return false
}
function reEnable(){
return true
}
document.onselectstart=new Function (“return false”)
if (window.sidebar){
document.onmousedown=disabletext
document.onclick=reEnable
}
</script>

Que sí, que si quieren copiarlo lo van a hacer, pero por lo menos van  a tener más trabajo.

 

Registra el contenido de tu blog

Y el segundo paso que tienes que dar, es registrar el contenido de tu blog, ya que vas a necesitar probar tu autoría y en qué fecha creaste ese contenido.

Tienes la opción de ir enviándote por correo certificado en sobre cerrado cada contenido del blog, sin abrir nunca el sobre, para así poder probar la fecha de tu autoría.

Pero hay un método mucho más sencillo y es registrarlo en Safe Creative, incluso puedes poner el registro en automático mediante el RSS.

De forma gratuita puedes registrar 10 contenidos al mes. Las fotografías se consideran contenido aparte, pero por el coste que tiene la Cuenta Profesional merece muchísimo la pena, porque además vas a poder registrar todas las fotografías sin límite, y hacer un seguimiento por si es utilizada.

Incluso vas a poder notificar del uso indebido y pedir indemnización a través de ImageProtect, ya integrado en Safe Creative.

 

El seguimiento de copia de los post de momento tendrás que ir haciéndolo de forma manual, pero hay plataformas gratuitas (y con versión Premium) que te facilitan esta tarea, como es el caso de CopyScape.

 

Redacta bien el aviso legal

Es primordial que indiques en el aviso legal todo lo relativo a la propiedad intelectual del blog, la autoría y posibilidad del uso del contenido, las consecuencias del uso indebido,…. que luego el usuario no pueda indicar que no sabía nada.

En el post Cómo hacer los textos legales de tu web puedes ver cómo redactarlo.

 

Pasos a dar si copian el contenido de tu blog

En el momento que te copian contenido del blog los pasos que debes dar son:

  1. Ponte en contacto con quien ha copiado el contenido y solicítale que lo retire.
  2. Si no lo retira, ponte en contacto con el hosting para que lo retire por infracción de derechos de autor.
  3. Si nunca de estas opciones dan resultado, tienes que acudir a la vía legal.

 

Por favor, lucha por tus derechos, no lo dejes pasar, protege el contenido de tu blog. No permitas que otros se aprovechen de tu trabajo, además de perjudicarte en el posicionamiento de tu blog, ya que los buscadores van a dejar de considerarlo contenido original.

¿Sabías cómo tienes que proteger el contenido de tu blog? ¿Ya lo estabas protegiendo? ¿Has tenido alguna vez problemas al respecto? Me encantaría conocer tu caso y poderte ayudar.

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 😉

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 😉

Requisitos legales para organizar un sorteo online en redes sociales

La mejor forma de promocionarnos en internet es hacer un sorteo o concurso en nuestras redes sociales, lo que nos dará más visibilidad y ganaremos seguidores. Pero sabes cuáles son los requisitos legales para organizar un sorteo online en redes sociales.

Sí, también vas a tener que seguir unas pautas legales para poder dormir tranquilo, pero no te asustes que no son complicadas, y aquí te las voy a explicar.

¡Allá vamos!

Obligaciones legales y fiscales de los sorteos y concursos online

Lo primero que tienes que tener en cuenta es si la participación va a ser gratuita, porque si no es así vas a necesitar una autorización administrativa para ejercer este tipo de actividad.

Y el siguiente aspecto que va a afectarte fiscalmente hablando, es si vas a hacer un sorteo o un concurso. Te explico la diferencia:

  • Sorteo – la elección del ganador es aleatoria
  • Concurso – el ganador es elegido por un jurado o por quien tenga más votación de los usuarios.

Y el motivo de que la decisión importe es que si la elección del ganador es aleatoria, o sea, vas a hacer un sorteo, vas a tener que pagar el Impuesto del Juego, que supone un 10% del valor del premio entregado.

El pago de esta tasa se realizaría a través del modelo 685. Pero además, si el valor del premio supera los 300 € tendrás que aplicar la retención a cuenta del IRPF (actualmente el 19%), y dejar claro en las bases legales del sorteo si esa retención la vas a asumir tú o le corresponde al ganador.

Si vas a hacer un concurso, puedes olvidarte de todo esto. No necesitas autorización ni tienes que pagar tasas ni retención del IRPF.

Por tanto, si no quieres tener que pagar impuestos, tendrás que hacer un concurso cuyo premio no tenga un valor superior a 300 €.

¿Otros aspectos legales a tener en cuenta?

Una vez que tenemos listo los temas legales, no olvides que tienes que cumplir la propia política de promociones de la propia red social: Facebook, Twitter, Instagram o Youtube.

En el caso de Facebook, no se puede obligar a compartir, etiquetar o dar “me gusta” a la fanpage como requisito.

En Instagram sí se puede requerir mencionar amigos y seguir.

En Twitter se puede pedir ser seguidor y retuitear para entrar en el sorteo o en el concurso, pero no se puede incentivar a abrir nuevas cuentas, por lo que es mejor especificar en las bases legales que deben ser cuentas activas y con seguidores (nada de cuentas huevos).

Y no olvides que antes de realizar el sorteo o concurso, tienes que tener inscrito en la Agencia Española de Protección de Datos un archivo para el tratamiento de los datos de los participantes, por lo que debes indicarlo en las bases legales del concurso. No olvides este punto porque las sanciones económicas son muy elevadas.

Sí, la protección de datos aparece por todos lados.

¿Qué debes indicar en las bases legales de concurso o sorteo?

Y por supuesto no debes olvidar incluir las bases legales del sorteo o concurso.

Las cuales deben estar redactadas de manera clara, nada de frases rebuscadas que ni tú entiendes, y cuidado, porque tiene los efectos de un documento legal, por lo que te va a vincular.

Y no olvides incluir en ellas estos datos:

  • Identificar quién está organizando el sorteo o concurso
  • La participación es gratuita o tiene algún coste
  • Ámbito territorial y requisitos de participación
  • Cuando comienza y finaliza el periodo para participar
  • Cuál es el premio del sorteo o concurso y cuál es su valor
  • Cómo se comunicará y entregará el premio
  • Datos del responsable del fichero dado de alta en la Agencia Española de Protección de datos y finalidad de la recogida de los datos, y cómo pueden ejercer los derechos ARCO
  • La legislación y jurisdicción a aplicar
  • Si vas a publicar la fotografía del ganador/a, necesitarás autorización expresa para que ceda sus derechos de imagen.
  • Las posibilidades de prorroga o suspenso del sorteo o concurso. Por ejemplo, por fuerza mayor.
  • Enumera los casos en los que se te exime de responsabilidad por daños y perjuicios relacionados con la dinámica del sorteo o concurso.
  • Posibilidad de dar de baja o descalificar a usuarios que incumplan las normas del sorteo o concurso.
  • Indicar que la red social en cuestión no está vinculada al sorteo, ni es responsable ni patrocina el mismo (en el caso que así sea).
  • Añado tu logo y la fecha.

Las puedes publicar en el blog o página web y compartir el enlace correspondiente, o bien en el mismo post de la red social. También existen plataformas especializadas en la realización de concursos en redes sociales que permiten agilizar todo este proceso con garantías.

Es el caso de Easypromos, que facilita una plantilla para crear las bases legales y herramientas para poder presentar dichas bases legales.

Además, te va a facilitar que puedas elegir al ganador, de una manera segura ya que la plataforma ha sido validada ante Notario, y certifica que los sorteos se realizan de forma aleatoria y que los certificados de validez que se obtienen no se pueden borrar y/o modificar.

Te permite también ir visualizando los comentarios desde el principio, pudiendo así excluir los que no cumplan las bases o sean ilegales. Aunque Easypromos facilita esta tarea, ya que excluye automáticamente a los que no te hayan seguido a ti y a otras marcas si así lo solicitas, o se realizan varias menciones,…

Si te resulta mucho jaleo la redacción de las bases legales y la presentación del impuesto, contacta conmigo, yo puedo ayudarte. 

Recuerda, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

Te dejo un completo tutorial donde Easypromos explica el proceso para realizar los sorteos.

¿Sabías estos aspectos legales y fiscales que tienes que cumplir cada vez que realziar un sorteo o un concurso?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 😉

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 😉

Aspectos legales y fiscales de los infoproductos

Una de las formas más “sencillas” de monetizar un blog es a través de la venta de infoproductos, bien sea un ebook, un curso, etc. Pero el hecho de que sea tan sencillo su venta no significa que no tengas obligaciones legales y fiscales, ya que se trata de un contrato mercantil.

Si eres de lo que vendes un infoproducto muy probablemente no estás cumpliendo con la legislación a aplicar, o si estás pensando en crear un infoproducto no te habías parado a pensar este aspecto, porque la mayoría no cumple los requisitos legales y fiscales de un infoproducto. Así que te voy a contar cómo cubrirte las espaldas en el ámbito legal y marcar la diferencia con tu competencia, a parte de evitarte importantes sanciones por parte de Hacienda.

¿Qué es un infoproducto?

Bueno, lo primero es saber exactamente de lo que te estoy hablando, no vaya a ser que no estés vendiendo un infoproducto, y entonces lo que voy a contar en este post no te afecta.

Un infoproducto son los conocimientos y experiencias de un profesional presentadas y distribuidas de manera online, sin que éste intervenga en ningún momento. Un ejemplo de ello sería un curso sobre WordPress, un ebook explicando cómo darse de alta como autónomo, …

Por lo tanto, si vendes ebooks, cursos online, webinars ya grabados (no en directo),…. mejor que sigas leyendo; pero si vendes libros físicos, o das cursos presenciales, o cursos online pero que requieren de tu presencia o tutorías…. lo que voy a explicarte hoy en el blog no te afecta.

 

Cuáles son los requisitos legales que debe cumplir mi infoproducto

Hacienda ya ha puesto el punto de mira en los negocios online, por lo que es muy importante que cumplas todos los aspectos que la ley requiere para no llevarte desagradables sorpresas.

¿Sabías que puede “rastrear 200.000 dominios para incorporar información relevante a la base de datos de la AEAT”? Vamos, que nos tienen fichados.

 

 

Pero no sólo te tienes que preocupar de los impuestos a pagar por las ganancias, también debes tener en cuenta otros aspectos legales que te voy a enumerar para que sea más sencillo comprobar si los estás cumpliendo:

 

Protege la propiedad intelectual de tu infoproductos

La legislación no te obliga a registrar tu infoproducto, pero siempre es recomendable, y lo puedes realizar bien en el Registro de la propiedad (registro público) o en Safe Creative (registro privado).

El registro público establece que tú eres el autor. El registro privado sirve como prueba en caso de conflicto. Ambas opciones son válidas.

Y bueno, evidentemente debe ser contenido propio. No puedes crear tu infoproducto con contenido de otros.

 

Tu blog o web debe cumplir con los requisitos legales

Es preciso que informes al comprador de tu infoproducto sobre quién eres en el aviso legal de web o blog y que le des todos los detalles de la compra en las condiciones de venta, ya que si no lo realizas así, le estás dando todo el poder al usuario, al poderte exigir condiciones desproporcionadas desde el momento que no le estás informando de los límites y términos de tu servicio.

Por ejemplo, en la venta de infoproductos se puede omitir la garantía de reembolso del dinero una vez que se haya descargado el producto, pero si no lo indicas, le estás dando este derecho al comprador.

Si en tu blog o web se puede dejar un comentario o tienes un formulario de contacto, ya tienes que estar cumpliendo con la ley de protección de datos, pero ahora tendrás que dar de alta un nuevo fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, si aún no dispones de uno que agrupe a los CLIENTES.

Además, no puedes olvidarte que para cumplir con la legislación de tu blog o web debes incluir la  política de cookies .

Debes cumplir con la LSSI, por que debes informar al usuario de forma clara e inequívoca.

  • Tu identidad y datos de contacto.
  • Precios
  • Código de conducta
  • Trámites para celebrar el contrato
  • Lengua o lenguas en que se formaliza el contrato.
  • Poner a disposición del usuario las condiciones de contratación.
  • Indicar el plazo de desistimiento de la compra, en caso contrario será de 12 meses.
  • El plazo de devolución del dinero no podrá ser superior a 14 días.
  • Requerir siempre el consentimiento del comprador de los términos y condiciones legales.

Aquí puedes descargarte unas plantillas para hacer los textos legales de tu web.

 

Regularizar tu situación con Hacienda

En el caso que vendas los infoproductos a través de un tercero y estos se paguen los derechos de autor, no tienes que darte de alta como autónomo. Tan sólo tendrás que incluir la cantidad que te han pagado al año en la casilla correspondiente de la renta, y no tienes que declarar IVA ya que está exento. Ya lo hace el tercero.

Pero ojo esto podrás hacerlo sólo en el caso que no sea tu actividad habitual. Si tus ingresos son exclusivamente por este medio, sí tendrás que ser autónomo.

En relación a cuando debes darte de alta como autónomo, seguro que has escuchado que hasta que no llegues al Salario Mínimo Interprofesional no tienes que darte de alta. Es cierto, pero debes tener en cuenta que es lo que indica un sentencia del tribunal Supremo que aún no se ha llevado a la normativa, por lo que Hacienda puede sancionarte y tendrás que ir a juicio para hacer valer esta sentencia.

Date de alta antes de llegar al Salario Mínimo Interprofesional.

Sí tendrás que darte de alta en el impuesto de actividades económicas, y presentar trimestralmente la declaración del IVA y del IRPF.

 

Aplicar el IVA del país del comprador

Desde el 1 de enero de 2015, según la Directiva 2008/8/CE, el IVA que debes aplicar a las ventas de productos digitales es el del país de residencia del comprador.

La normativa afecta a todos los productos y servicios digitales que se vendan a particulares, no si vendes a empresas. Esto incluye ebooks, música digital, apps, programas de software y otros servicios relacionados que se presten a través de internet.

Pero para saber qué IVA debes aplicar en la venta, tienes que confirmar dos pruebas de origen previamente a la compra, que tendrás que conservar durante 10 años:

  • la dirección física que declare el comprador
  • la dirección IP
  • país emisor de la tarjeta de crédito

Cuando el comprador se encuentra fuera de la Comunidad Económica Europea, se venta se considera una exportación, y no estaría sujeta al IVA.

Luego podrás liquidar el IVA recaudado del resto de países a través de la ventanilla única, y la Agencia Tributaria será la encargada de repartirlo al país correspondiente.

 

Solución

Imagino que ahora mismo estás aterrorizad@, pero no te preocupes porque hay herramientas que te facilitan todo el proceso.

Con el plugin WooCommerce puedes resolver esta cuestión de manera automática. Aquí tienes un artículo publicado originariamente por Webempresa en el que se explica paso a paso cómo configurar el plugin para aplicar el IVA del país de compra.

Otra opción es dejar el proceso en manos de SendOwl y Quaderno para darle una libertad total en la venta de tus infoproductos. Con ambas plataformas te olvidarás de todo el proceso.

 

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Otro de los impuestos que debes tener en cuenta es el ya conocido IRPF. Vas a tener que presentar trimestralmente el modelo 130 donde vas a pagar a Hacienda el % que corresponda (va cambiando) de los beneficios obtenidos.

Son pagos anticipados a lo que luego será la declaración de la renta que hacen todos los ciudadanos.

Si no llegas al tope para tener que pagar, luego te devolverán dinero.

A cada venta que realices, tienes que remitir la factura correspondiente, que debe incluir los siguientes datos:

  • Número correlativo de factura
  • Fecha de expedición
  • Nombre y apellidos, razón o denominación social completa del expedidor y del destinatario.
  • Tu NIF
  • Tu domicilio fiscal y el del destinario si es empresario o profesional
  • Descripción de la operación y datos necesarios para determinar la base imponible y su importe sin incluir el IVA ni descuentos aplicados.
  • El IVA a aplicar
  • El importe total

Operaciones con terceros que superen los 3000 euros anuales

Puede ser que tengas clientes que adquieran tus productos cuya suma supera los 3.000 euros anuales, incluyendo el IVA. En este caso no debes olvidar que debes presentar anualmente, a título informativo, el modelo 347.

Se presenta durante el mes de febrero, cada año.

 

Conclusión

Suelo encontrarme muchos casos en los que no se cumplen estos requisitos, de hecho la mayoría no los cumple, pero eso no es excusa para que tú hagas lo mismo. Primero, porque si tienes problemas legales no te va a servir el argumento de “es que los demás tampoco lo hacen”, “es que no lo sabía…” (bueno, ya te lo he contado yo, jeje).

Y la segundo, es porque te va a diferenciar de la competencia y vas a dar una imagen más profesional y de confianza, ya que los usuarios se fijan mucho en estos aspectos.

Así que, ¿quieres dar una imagen profesional y de confianza a tu infoproducto? Pues nueva tarea para hacer, cumplir con los requisitos legales de tu infoproducto.

 

Me gustaría conocer tu opinión sobre este tema, por lo que nos vemos en los comentarios; y por favor, no olvides compartir este post en tus redes sociales.

¿Quieres un ebook que te enseñe el paso a paso de cómo cumplir los aspectos legales y fiscales de tu infoproducto? Apúntate a la lista de espera y te informaré en el momento que puedas adquirirlo.

Te informo que los datos que nos facilitas será tratada por Mayte Velasco Cañavate, responsable de la web, a través de Mailchimp, con el fin de enviarte información útil para proteger tu proyecto, publicidad relacionada con nuestros productos y servicios y otro contenido de valor. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista

Cómo hacer los textos legales de tu web

Los textos legales de una web son los grandes olvidados, pero es muy importante que los incluyas ya que el Gobierno ha puesto el ojo en el mundo online y ya rastrea los ingresos que no se declaran y el incumplimiento de la LSSI (quizás ya te ha llegado el email que están enviando).

Así que para evitarte sustos  y problemas innecesarios, te voy a explicar cómo hacer los textos legales de tu web. Con una sorpresa al final 😉

 

Cómo hacer el aviso legal de tu web

El aviso legal es el texto legal donde se indica quién está detrás de tu web y conozcan tus normas de uso.

No es obligatorio que todas las webs dispongan de un aviso legal, deberás incluirlo en tu web si es un blog corporativo, o una web de empresa o se percibe ingresos a través de ella, bien por publicidad o por marketing de afiliación.

El art. 10 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSI) es el que obliga a todo el que tenga un blog o web de la que obtenga beneficio a disponer de los medios que permitan, a usuarios y a la autoridad competente, a acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil directa y gratuita a la información de quién hay detrás de la web.

¿Qué tienes que incluir en el aviso legal de tu web?

La mejor opción es redactar tu propio aviso legal, puedes guiarte por una plantilla estándar pero redáctalo con tus palabras, ya que al ser un texto nuevo te estará ayudando al posicionamiento de tu web.

Lo importantes es no olvidarte de ninguno de los datos que son obligatorios incluir:

DATOS GENERALES

PROPIETARIO DE LA WEB – nombre completo, dirección postal, email de contacto y DNI. En el caso de ser una empresa debe añadirse los datos registrales: Registro Mercantil en la que está inscrita, el tomo, folio, hoja e inscripción.

Ejemplo: Mi empresa, SL, inscrita en el Registra Mercantil de Cádiz, tomo XXX, folio XX, hoja XXX, inscripción Xª

Si  tu web es en relación a una profesión regulada, por ejemplo abogados, veterinarios, dentistas, etc…. tienes que indicar el Colegio profesional y el número de colegiado, además de las normas profesionales aplicables y los códigos de conductas, y el enlace donde pueden ser consultadas.

Ejemplo: Abogada inscrita en el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, nº de colegiada XXXXX

Y por último, si está comercializando productos que requieren de una autorización administrativa también debes indicarlo.

Ejemplo: seguridad privada, transportes, energía o gestión de residuos.

TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO

En este apartado debes indicar de qué te haces responsable y de que no dentro de tu web. Por ejemplo, si se publican enlaces a otras webs, no te haces responsable de los contenidos de esas otras webs. Indica igualmente que no te haces responsable de las aportaciones de los usuarios, y adviértelos que son responsables del uso que den a las cosas de las que hables en la web.

Te pongo un ejemplo, si eres nutricionista, o estás hablando en un blog de tu experiencia con la pérdida de peso, indica que tus consejos no sustituyen las opiniones médicas y que no te responsabilizas del mal uso que alguien pueda hacer de dichos consejos.

En definitiva, es pensar sobre lo que hablas en tu web o en tu blog y dejar las responsabilidades claras. Es el apartado al que más tiempo le tendrás que dedicar.

PROPIEDAD INTELECTUAL

En este apartado debes dejar claro que el contenido de la web o blog te pertenece y si bien se necesita autorización para difundir o reproducir o bien está sujeto a alguna licencia de creative commons

Si utilizas contenido de tercero (siempre con autorización previa) debes indicar también el uso de los derechos de autor de los mismos. Por ejemplo si utilizas fotografías de productos de los proveedores, o vendes complementos de diseñadores, etc.

Hasta aquí lo que la ley te exige que pongas, pero yo además añado:

  • Un resumen de la política de privacidad: los datos que recoges, la finalidad y el fichero.
  • Un resumen de la política de cookies: si los usas y si son propias o de terceros y enlazar a donde das toda la información.
  • Informar en qué Juzgado deben presentarse las posibles reclamaciones si hubiese controversias.

Cómo hacer la política de privacidad de tu web

La política de privacidad tendrás que incluirla siempre que tengas un formulario de contacto, de suscripción y/o puedan dejar comentarios en tu blog, y el motivo es porque entonces también tendrás que cumplir con la LOPD (Ley de Protección de Datos).

Aquí es donde vas a indicar los datos que retienes de los usuarios y clientes, como los procesas y manejas. En este punto hay que dar una información totalmente transparente.

Incluso tendrás que indicar el hosting que utilizas, el proveedor de email marketing, si recopilas datos a través de Facebook Ads,…

Y recuerda, cumplir con la protección de datos no es sólo poner la política de privacidad y dar de alta un fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, además debes cumplir otras pautas que te detallo en el post Cómo adaptar tu blog a la nueva Ley de Protección de Datos.

Al final del post vas a tener un regalo que te va a facilitar la tarea.

Cómo hacer la política de cookies de tu web

En el 2012 se modificó el art. 22.2 de la LSSI y desde entonces es obligatorio informar en nuestra web sobre las cookies que utilizamos y la forma para desactivarlas, ya que guardan los hábitos de navegación del usuario en la red, he incluso las contraseñas cuando le das a “guarda contraseña”.

En 2014 comenzaron a poner las primeras sanciones a las webs que no cumplían con la normativa de cookies, así que para que no seas uno de los sanciones aquí te explico cómo hacer la política de cookies de tu web.

Cuándo debes tener una política de cookies

Antes que nada debes saber si realmente necesitas informar del uso de cookies en tu web.

No será necesario si las cookies son inherentes al funcionamiento de la web o, por ejemplo, al caso de las cookies que se instalan para el funcionamiento del “carrito de la compra”, para recordar el idioma de la web o para  el mantenimiento actualizado de los precios de los productos ofertados en un e-commerce.

Para el resto de cookies debes avisar: de terceros, permanentes, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental. Por ejemplo, debes avisar del uso de cookies de Google Analytics (que seguro que lo usas), del de las redes sociales, AdSense, etc.

Cómo debes informar del uso de cookies

La Agencia Española de Protección de Datos se ha pronunciado sobre cómo informar del uso de cookies en su Guía de Cookies.

Lo más común es utilizar el método de información por capas, una primera en la que se indica los tipos de cookies que se utilizan y un enlace que lleva a una segunda capa donde se da una información detallada de las cookies:

En la primera capa tienes que indicar las cookies que utilizas, si son propias o de terceros, su finalidad y una aclaración sobre si se hace click en la aceptación o se sigue navegando por la web ya se dará por aceptado su uso.

Te indico dos ejemplos, uno correcto como es el caso de Media Markt, y otro que no es correcto como es el caso de Amazon.

En la segunda capa debes incluir los siguientes aspectos:

  • Definir de forma genérica que son las cookies e indicar la función que tienen dentro de una web.
  • Informar de las cookies que almacena tu web: propias o de terceros, de sesión o permanentes, técnicas, de personalización, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental.
  • Haz un listado de todas las cookies que utilizas
  • Explica cómo puede desactivar cada una de ellas enlazando las explicaciones al respecto de cada navegador (o explícaselo tú mismo).

¿Has visitado alguna vez Amazon porque te ha interesado un libro electrónico y te ha perseguido el anuncio por todos lados de tu mundo virtual? Pues las culpables son las cookies, así que si no quieres que descubran algo, como un viaje sorpresa a Nueva York que le vas a dar a tu pareja, no olvides borrarlas, que son muy chivatas 😉

Espero que tengas claro como debes cumplir con la política de cookies y te animes a ponerla correctamente.

Cómo hacer las condiciones de venta de tu web

Las condiciones generales de contratación debes incluirlas en tu web siempre que vendas tus servicios o productos en ella, es el contrato que vinculará a ti y tus clientes, sin posibilidad que éstos puedan negociarlos o modificarlos.

Es un contrato de adhesión.

Es muy importante que establezcas bien todos los términos porque es un contrato y por tanto vinculante; y que no copies los de otra web porque probablemente no se adaptará a tus posibilidades.

Es el caso de una tienda online que copió las condiciones generales de contratación de Zara y tuvo que hacer frente a una política de devolución muy complicada para una empresa que no es una multinacional.

Aspectos generales

Las condiciones de uso y ventas (condiciones generales de contratación) deben estar muy claras y completas, previniendo futuros problemas que se puedan originar y dándoles una resolución.

El cliente puede consultarlas previamente a la compra y debe aceptarla antes de finalizar el proceso de compra, por lo que no olvide poner esta opción con un check antes del último paso.

Apartados a incluir en las condiciones de uso y venta

Puedes concretar todos los aspectos que consideres conveniente, pero no debes olvidar los siguientes:

  • Información general de la empresa y de la web.
  • Los contenidos que aparecen en la web y la propiedad intelectual de los mismos.
  • Información sobre los productos que aparecen.
  • Precio: Que incluye y que no.
  • Sobre el stock disponible. A veces a todos nos para que algo está en stock en la web pero realmente se ha agotado.
  • Cómo se realiza.
  • Información sobre la seguridad de la página. Interesante para generar confianza.
  • Como se realiza el pedido y como se puede cancelar un pedido.
  • Plazos y lugar de entrega.
  • Condiciones para la devolución.
  • Garantías de los productos.
  • Limitarnos lo máximo posible de responsabilidades.
  • Política de privacidad de datos.
  • Posibilidad de modificar las condiciones de uso.
  • Ley aplicable.

¿Te habías preocupado en tener correctamente las condiciones de uso y venta de tu web o tienda online?

Ahora es el momento.

Y para ayudarte en el proceso, aquí tienes la sorpresa que te prometí. He preparado unas plantillas orientativas por si quieres crear tú mismo los textos legales de tu web. Pero recuerda, es una base, así que adáptalas a tus necesidades.

¿Tenías incluidos los textos legales en tu web?

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente