Las nuevas tecnologías han hecho que sea más fácil emprender de manera online y con más libertad de horarios (yo soy un ejemplo). Pero es raro encontrarse con un blog o web que cumple con todos los aspectos legales que requiere la legislación española. Y eso supone estar enfrentándose a importantes sanciones económicas que van a destruir tu sueño de tener un mayor calidad de vida viviendo de tu pasión.

Pero la información al respecto es prácticamente inexistente o muy dispersa y confusa, por lo que aquí te voy a explicar de manera ordenada y en un idioma inteligible, qué aspectos legales debe cumplir tu blog.

¿Estás preparado/a? Pues muy atento a lo que voy indicarte y ve apuntándote lo que no estás cumpliendo y ponte una fecha tope para hacerlo.

Ojo, si tu blog es exclusivamente personal también hay aspectos legales que debes cumplir.

 

Cuidado al elegir el nombre de tu blog y el dominio

Comenzando por el principio, como debe ser, lo primero que tienes que tener en cuenta es el nombre y dominio que eliges para tu blog.

Seguro que ahora mismo estás extrañado/a, pero es así, ya que debes cuidar que no entre en conflicto con una marca ya registrada (a nivel mundial), pues si crea confusión puedes perder el dominio y con ello todo el trabajo realizado.

En el momento que una marca demande tu dominio lo bloquearán hasta que exista una resolución.

Puedes comprobar las marcas registradas aquí para asegurarte que tu dominio no puede darte futuros problemas.

Así que ya sabes, una vez que hayas elegido el nombre de tu blog, no olvides registrarlo como marca.

 

¿Por qué debes tener tu blog en un hosting y dominio propio?

Pues la razón principal es porque no eres el propietario del blog, a diferencia de lo que puedas pensar, el propietario es el servicio que te ofrece el hacer el blog, o sea, WordPress o Blogger.

Puede que creas que eso no es importante, pero todo lo contrario, porque si mañana ese servicio cierra o simplemente decide que tu blog no les gusta, podrán cerrártelo y perderás todo el trabajo que hayas acumulado durante el tiempo que hayas tenido el blog.

Eso es lo que le pasó al blog de Diario de una Novia, antes alojado en laguiribelga.wordpress.com. De la noche a la mañana le habían cerrado el blog al considerar que infringía los términos del servicio.

 

 

Imagínate lo que sintió al ver este mensaje cuando fue a comprobar que su último post se había publicado correctamente. A mí me hubiese dado algo, ¿y a ti? Ella misma lo contó en uno de sus post.

Por suerte, ella pudo recuperarlo, pero en muchos casos no es así, y supone muchísimo trabajo perdido.

 

Pero no es la única razón por la que necesitas un hosting y dominio propio:

  • Va a ser difícil monetizarlo, pues no permiten enlaces de afiliados y la publicidad que muestran en tu blog la controla WordPress o Blogger, y los beneficios son para ellos, no para ti. Es por lo que cerraron el blog a Diario de una Novia.
  • Vas a disponer de unas plantillas muy básicas que todos tienen, por lo que tu blog no tendrá una imagen atractiva, que atraiga a más lectores.
  • En el caso de WordPress no podrás utilizar plugins (Blogger no tiene), por lo que no podrás añadir funcionalidades. Y te aseguro que hay plugins realmente muy buenos, y que además son gratuitos.
  • No tienen soporte al cliente, cualquier problema te lo tienes que resolver tú solito o solita.
  • No va a ser lo óptimo para tu estrategia SEO, ya que Google sólo tiene en consideración a aquellas web serias y dignas de confianza, y eso lo da un hosting y un dominio propio.

 

Mi recomendación

Es que elijas un hosting europeo para que la protección de datos no te de dolores de cabeza, ya que así te aseguras que lo está cumpliendo.

Además en España muy buenos proveedores de hosting y con precios muy competitivos:

Ya es cuestión de elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestro bolsillo.

 

Incluye los textos legales en tu blog

Seguro que ya lo sabes, tienes que incluir los textos legales para tener un blog legal, pero aun así la mayoría sigue sin incluirlos. Y eso supone exponerse a importantes sanciones económicas.

Te cuanto cuáles son y cuándo debes poner cada uno:

 

El aviso legal 

Debes incluirlo en tu blog siempre que consigas algún rendimiento económico, aunque sea una cantidad pequeña, bien mediante Google Adsense, programa de afiliados, venta de infoproductos, etc.

Es donde vas a informar quién hay detrás de tu blog y cuáles son las normas de uso del mismo.

La política de cookies

Las cookies guardan información de lo que haces en internet, los hábitos de la red y es por ello que debes avisar de uso y pedir el consentimiento previo para su instalación.

Y este aviso se debe hacer en 2 fases:

  1. Con la ventana emergente nada más abrir tu blog donde vas a informar del uso de cookies, el tipo y su finalidad, y lo enlazarás con la política de cookies (que es la segunda fase)
  1. Con el texto de la política de cookies donde informarás sobre qué son las cookies, un listado de todas las que utiliza tu blog y cómo desactivarla, además del tipo que son (propias, de terceros, permanentes, de sesión, de análisis,…y la finalidad que tienen.

La Agencia Española de Protección de Datos ha realizado una completa Guía sobre el uso de las cookies

La política de privacidad

Forma parte del cumplimiento de la protección de datos de tu blog, y es donde debes informar a tus usuarios sobre el respeto y protección que tienes de sus datos. Por lo que vas a informar:

  • Quién es el responsable de los datos (lo lógico es que seas tú)
  • Los terceros destinatarios de los datos
  • La plataforma de email marketing que utilizas
  • El servicios de captación de leads (por ejemplo, si utilizas Facebook Ads debes indicarlo y enlazar con su política de privacidad)
  • Indica también el plazo por el que se recopilan los datos y su finalidad.

Recuerda que no es necesario redactar este texto legal de manera formal, puedes darle el toque de la identidad de marca.

Es recomendable que no copies estos textos, hazte los tuyos propios, porque demás de ayudarte con el SEO, te evitas problemas, como por ejemplo, tener que afrontar una política de devoluciones que te resultará imposible porque has copiado las de ZARA (lo que ya le pasó al propietario de una tienda online mucho más modesta).

Pero para que tengas una guía, en el lateral de esta página tienes un regalito que espero que te sea de gran ayuda 😉

 

 

Pasos para cumplir con la protección de datos en un blog

Este aspecto es ya de vital importancia, y más aún con la próxima entrada en vigor del RGPD, que regula esta materia a nivel europeo.

Y si tienes un blog, aunque sea personal, lo más lógico es que tengas que cumplir la ley de protección de datos porque seguro que estás manejando datos, aunque lo desconoces.

Y para que no te lleves sorpresas desagradables, te aviso que si tienes un formulario de contacto, pueden dejar comentario en tu blog, pueden suscribirse a tu newsletter,… y debes cumplir con la protección de datos.

Y no importa que tu blog sea exclusivamente personal, que no sea un negocio, que no lo monetices. Si manejas datos, debes protegerlos.

Así que paso a indicarte qué es lo que debes hacer para cumplir este punto:

 

Análisis de riesgo y nivel de seguridad a aplicar

Lo primero que tendrás que ver es el riesgos que corren los datos que recoges de sel filtrados y si se tratan de datos sensibles o no (teniendo un blog no manejarás datos sensibles).

Para ellos tendrás que hacer un análsiis de riesgo donde especificarás el tipo de datos que tratas y la posibilidad de que se filtren o pierdan, estableciendo de este modo las medidas de seguridad necesarias para evitar que eso suceda.

Redactar el Documento de Seguridad

Se trata de valorar el tipo de información que gestionas, analizar el flujo de datos, detectar los puntos críticos y reforzar la seguridad interna de tu negocio.

No lo dejes, porque en caso de inspección es lo primero que te van a pedir. La AEPD ha creado una plantilla donde te explica paso a paso cómo crear tu Documento de seguridad.

 

Redactar contratos de encargados de tratamiento de datos

Si tienes una persona que te lleva los asuntos de tu blog, un informático que te arregla el ordenador cuando se te estropea y tienes contratado un hosting,… tienes que realizar un contrato con ellos para que cumplan con la LOPD y de ese modo tú cubrirte las espaldas si ellos comenten alguna infracción con tus datos.

 

Recabar el consentimiento expreso

Es preciso tener un consentimiento expreso de los usuarios, por lo tanto, tienes que incluir en tu blog un mecanismo de confirmación, que luego puedas tener como prueba.

Incluye un checkbox (sin marcar previamente) para que acepten el tratamiento de datos en todos los formularios. No olvidando enlazarlo con la política de privacidad.

En el curso de protección de datos para negocios online te explico paso a paso cómo cumplir con la LOPD/RGPD en tu blog. Podrás hacer todo un DIY.

 

Respetar la propiedad intelectual e industrial

Uso de imágenes en tu blog

Aunque la fotografía la hayas encontrado en google, no está libre de derechos de autor y te expones a recibir la comunicación de un despacho de abogados reclamándotela pago de una factura emitida por su uso, cuya cuantía dependerá del tiempo que lo hayas tenido en tu blog, sin importar la visibilidad online que tengas.

Por tanto, utiliza imágenes propias o acude a un banco de imágenes de confianza.

Rubén Alonso tiene un artículo muy útil donde nos indica los bancos de imágenes gratis para nuestro blog o web

Yo suelo utilizar pixabay (gratuita) o DepositPhotos (de pago).

 

Protege el contenido de tu blog

Aunque se dan muchos casos que lo hacen, no permitas que tu trabajo sea copiado. Protege tus textos utilizando un registro público o un registro privado, y si copian tu trabajo, ponte en contacto con el responsable de la web para que retire el contenido, y si no lo hacen, no dudes demandar.

 

Inspírate, pero no copies el contenido de otros

Evidentemente, si no pueden copiarte, no puedes copiar. Crea tu propio contenido porque puedes encontrarte con una demanda, además afectará al SEO de tu blog o web. Hay herramientas que detentan estos plagios, ya te indicaré cuales son en otro artículo.

 

Ser autónomo o no, esa es la cuestión

Es la gran duda que se tiene en el momento que se empieza a monetizar un blog, sobre todo cuando se está ganando unos 50 € al mes pero vas a tener que pagar de autónomo más de 250 € mensuales.

Existe el rumor que si no llegas al Salario Mínimo Interprofesional no tienes que darte de alta como autónomo. Te voy a dar una alegría: Es cierto!, pero…

Es una sentencia del Tribunal Supremo que aún no se ha llevado a la  normativa, por lo que podrían multarte, pero en el juicio te serviría como argumento y ganarías.

Te recomiendo que no esperes a darte de alta como autónomo hasta que no obtengas el Salario Mínimo Interprofesional. Hazlo antes.

Y aunque no te des de alta en la Seguridad Social como autónomo, sí lo tendrás que hacer en Hacienda (modelo 036) para ir pagando el IVA.

Si vas a vender infoproductos fuera del territorio español, lo mejor es darse alta en el registro de operadores de IVA intercomunitarios.

Además debes tener en cuenta en qué país se encuentra el cliente que realiza la compra de tu infoproducto, porque de ello dependerá si tienes que aplicarle IVA en su factura, y cuál es el porcentaje de IVA a aplicar.

Y tienes que tener un control de todas las transacciones realizadas y emitir factura simplificada (si no supera los 400 €) de cada una de ellas.

A partir de ahí tendrás las siguientes obligaciones fiscales:

  • Presentar trimestralmente modelo 303 en el que declaras las compras y ventas en España
  • Presentar trimestralmente el modelo 349 para declarar las compras y ventas en la Unión Europea
  • Presentación trimestral del modelo 130 para los pagos anticipados del IRPF (cuando ya seas autónomo)
  • Declaración de la renta anual (modelo 100)

Pero no te marees, sé que es una locura, pero siempre hay soluciones para todo. En estos casos es imprescindible contar con una herramienta online que va a hacer automáticamente todo este trabajo por ti.

Es el caso de Quaderno, la cual te simplifica todo el proceso.

 

 

La responsabilidad del blogger

Y por último no puedes olvidar que el blog es un medio público, y tienes que tener cuidado de las acciones que realizas en él.

Creo que no es necesario decirlo, pero por si acaso:

  • no amenaces en tus post. Es un delito penal tipificado en el art. 169 CP.
  • Si vas a escribir un post criticando a alguien, tienes que medir muy bien lo que escribes, porque podrías estar cometiendo un delito de injurias (art. 208 y ss CP) o de calumina (art. 205 y ss CP). Además, al estar realizándolo de manera público tendría una pena mayor.

Y por supuesto, no te olvides de cumplir con la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza). Nada de alterar gravemente la paz pública a través de internet, ni publicar fotografías de policías que supongan un “peligro para su seguridad personal o familiar”.

En relación a los comentarios que dejan en tu blog tienes que tener en cuenta los artículos 13 a 17 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electríonico (LSSI), en los que se establece el régimen de responsabilidad de los prestadores de servicios de la sociedad de la información.

Nosotros seríamos “proveedores de contenido” (art. 16 LSSI), por lo que en un principio no seríamos responsables, pero como tenemos la dirección, el control y la autoridad del mismo, decidiendo lo que se publica o no se publica, entraríamos dentro del art. 16.2 LSSI, por lo que sí somos responsables de los comentarios que realicen los usuarios en nuestro blog.

Mi recomendación es que moderes los comentarios, que no se publiquen en tu blog hasta que tú los apruebes, y advierte en el aviso legal de manera clara qué comentarios no están permitidos.

Y estos son todos los aspectos legales que debes cumplir. ¿Tampoco ha sido para tanto, no? Es más sencillo de lo que parece, sólo nos tomará un poco de tiempo.

 

 ¿Conocías los aspectos legales que debe cumplir tu blog? ¿Cumples ya alguno de ellos?

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente