Cuando empezamos, lo normal es que apenas tengamos ingresos, y no nos da ni para pagar la cuota de autónomo. Pero, ¿realmente hay que darse de alta desde el principio o depende de cuánto ingreses? ¿Existe un importe de ingresos mínimos para ser autónomo?

Pues es justo de lo que vamos a hablar hoy porque es muy dispar la información que se encuentra en internet y que se da en grupos de Facebook, y yo quiero que tengas las cosas claras, porque te la puedes estar jugando por una información errónea (que es lo que suele leerse).

 

Ser autónomo y pagar impuestos

Lo primero es tener claro que una cosa es la Seguridad Social, donde te das de alta como autónomo; y otra es Hacienda, donde te das de alta en el censo de empresario, profesional y retenedores, a través del modelo 036 o 037.

En Hacienda te tienes que dar de alta desde el primer momento que empiezas a facturar, y comienzan tus obligaciones tributarias: presentar los impuestos trimestrales del IVA, IRPF,….

¿Y qué pasa con la Seguridad Social? ¿Me tengo que hacer autónomo? Pues vamos a seguir desgranando el asunto para que puedas entender mi respuesta.

 

Facturar a través de cooperativas

Te habrán dicho, vale, te das de alta en Hacienda, y luego te apuntas a una cooperativa que es la que va a pagar la Seguridad Social por ti, y así ya no tienes que darte de alta como autónomo.

Te va a salir mucho más barato, ¿verdad?

Ya hablé de este tema más extensamente en el post de Las cooperativas de trabajo asociado, ¿una opción para facturar sin ser autónomo? por si quieres tener una información más amplia, pero ya te digo que no es una opción.

Hacienda se está frotando las manos, y pensando… tú sigue, que luego me vas a pagar todas las cuotas de autónomo atrasadas, y encima no te vas a poder acoger a la tarifa reducida (50€ al mes durante 1 año de cuota de autónomo).

Este verano de 2017 ya cerraron varias cooperativas, y lo peor es que los usuarios pensaban que lo que hacían era legal.

 

¿Debo darme de alta como autónomo?

Estarás diciendo que me deje ya de líos y que vaya al grano, pues tranquilo/a, que ya hemos llegado al quid de la cuestión.

La ley dice en su artículo 1.1 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto:

“A los efectos de este Régimen Especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo, aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas”.

Y habrás leído por muchos sitios que eso quiere decir que si no llegas al Salario Mínimo Interprofesional, que en 2018 es de 735,90€ mensuales, significa que no es habitual y entonces no tienes que ser autónomo.

Pero siento decirte que eso no es lo que dice la ley, sino lo que dicen algunas sentencias, entre ellas una de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo que es la que ha provocado toda esta confusión, pero que se refiere a un agente de seguros, que se rigen por otro sistema.

Y hay más casos puntuales, como el del vendedor ambulante de menaje de cocina (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha de 26 de septiembre de 2005 y Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 20 de marzo de 2007) que considera que lo indicado en la sentencia que antes te comentaba son aplicables al supuesto de un vendedor ambulante de menaje de cocina cuyos ingresos no superaron en los últimos años el 75% del salario mínimo interprofesional.

¿Y qué quiere decir todo esto?

Pues que si no te das de alta como autónomo, te la estás jugando, porque en realidad la ley dice que sí te tienes que dar de alta.

Ahora bien, en el caso que la Seguridad Social te indique que debes darte de alta, en el juicio puedes intentar defender tu postura basándose en esta sentencia. Pero debes ser consciente que dependerá del criterio del juez, y de que puedas probar que tu actividad no es habitual. Este es el punto realmente importante.

El criterio de habitualidad en el trabajo es el que determina si estamos obligados o no a darnos de alta como autónomos. En caso de inspección vas a tener que demostrar que la actividad no la realizas de forma habitual. Pero… ¿cómo demuestras que tu web o blog no es habitual si siempre está disponible?

Si tienes una ecommerce, vendes infoproductos, servicios…. Van a considerar que hay habitualidad, y te va a tocar pagar todas las cuotas de autónomo atrasadas, vendas o no vendas. Es igual que un negocio físico en el que no entran clientes. Desde el momento que abre tiene que ser autónomo.

 

Mi recomendación

Sé que mi respuesta no te ha gustado y es comprensible, porque además hay muchas situaciones distintas que realmente es injusto que tengas que darte de alta como autónomo.

Por ejemplo si tienes un blog como hobbie pero aprovechas para sacarte algún dinerito para tus gastos, cuando abres una web de servicios para comprobar si hay mercado,….

Te entiendo perfectamente.

Por eso mi recomendación es que vayas a la Seguridad Social y le cuentes tu situación y que sean ellos quién te digas cuándo realmente te debes dar de alta como autónomo.

Pero ojo, que te den la respuesta por escrito y en papel oficial, porque las palabras se las lleva el viento, y si luego vienen con una inspección, podrás acreditar que actúas así porque te lo indicaron ellos.

 

Te espero en los comentarios con tus dudas y opiniones. ¿Conocías realmente lo que dice la ley?

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente