Problemas de vender a través de Facebook e Instagram

Cada vez hay más perfiles que venden directamente sus productos en Facebook e Instagram, publicando la fotografía del producto y haciendo los pedidos a través de mensaje directo, email o whatsapp.

Si tú estás vendiendo de esta manera no dejes de leer este post porque voy a contarte cuáles son los problemas de vender a través de facebook e instagram.

Tienda online en instagram

5 problemas de vender a través de Facebook e Instagram

No estás incumpliendo los aspectos legales

Al vender directamente desde Facebook o Instagram no estarás cumpliendo con la LOPD, ni con la LSSI, ni con Ley de Comercio Minorista y Ley de Consumidores y Usuarios, por lo que si te pillan la sanción económica va a ser muy elevada, tan elevadas que estarás endeudado de por vida. Y no creas que será complicado que te pillen, porque Hacienda ya ha puesto el ojo en el mundo online, y no importa si vendes a través de un nick, sabrán quién eres. En el post “Todo lo que necesitas saber para crear una tienda online 100% legal” te explico más detalladamente lo que debes cumplir en este campo.

No estás transmitiendo confianza

Los usuarios deben fiarse de que al pagarte realmente le enviarás el producto, lo que supone que estás perdiendo clientes, porque habrá quien está interesado en tu producto, pero no se fía de comprar así. Yo soy una de las que no compra así. Además, tampoco podrán hacer el seguimiento de la compra. No saben si ya está enviado, si está en proceso de entrega,… Lo dicho, no da confianza, por tanto, pierdes ventas.

La gestión de las ventas es mucho más complicada

No vas a poder automatizar la gestión de los pedidos, por lo que es necesario que lleves un gran control de los mismos, y cuando sean varios al día va a ser un caos. Además, no puedes hacer ventas cruzadas, es decir, sugerirles más productos según sus gustos de compra, lo que aumenta mucho las ventas en una tienda online. No puedes dar una información real al momento del stock que hay. Los posibles compradores no pueden saber qué tallas hay y si el producto está disponible o no, ya que no hay un catálogo de productos que puedan consultar. ¿Sabes que tienes que enviar una factura con cada vez? Al vender sólo a través de Facebook e Instagram, no tendrás la opción de automatizar este proceso a través de Quaderno.

Eres invisible

No pueden encontrarte a través de los buscadores ya que los productos que publicas en las redes sociales no son indexados por Google, Yahoo, etc… por lo que estás perdiendo oportunidades de ventas y que llegar a más público. Además, no podrás medir el tráfico de tu tienda online ni saber lo que mejor funciona.

Puedes quedarte sin nada de repente

Y sobre todo debes tener en cuenta que puedes quedarte sin la tienda de la noche a la mañana porque facebook o instagram considera que estás incumpliendo sus normas.

  Facebook

 

Opciones para vender en internet sin tener una tienda online

Hay herramientas que te van a permitir vender directamente en las redes sociales, pero vas a tener que pagar una cuota mensual, y al final es igual que tener una tienda online.

Una de las opciones que te voy a comentar incluso incluye la tienda online.

Estas herramientas son:

  • Beetailer, que te permite hacer todo el proceso de compra desde Facebook, pero seguirás sin cumplir la LOPD y la LSSI. Puedes asociarlo a tu tienda online, pero ya debes tenerla creada. Tiene una cuenta gratuita donde puedes vender 30 productos.
  • Ecwid, que funciona de manera similar a Beetailer. Tienes que tener una web en WordPress (por ejemplo) y conectarlo con ella. Puedes vender hasta 10 productos con su opción gratuita.
  • Palbin, porque puedes crear la tienda online por el mismo precio e incluso menos que las anteriores plataformas. Tienes incluido hasta el hosting.
  • Shopify, la gran plataforma para hacer una tienda online y conectarla con las redes sociales.
  • Like2Buy, que ya utilizan Nordstrom y Forever21 y que comparte un link en el perfil de la marca, que redirige al cliente a una galería exactamente igual al del Instagram feed, donde pueden marcar el producto que desean comprar.
  • Metricool también tiene esta misma función en su modalidad premium, y además te servirá para programar tus publicaciones en distintas redes sociales y mediar el impacto de cada una de ellas, y te indica cuál es la mejor hora para publicar en tus redes sociales. Para mí es una herramienta 10.

  • Instagram Shopping, la gran novedad, pero que tiene que estar asociado igualmente a una tienda en Facebook

Conclusión

No hay una forma correcta de vender a través de Facebook e Instagram que sea gratuita, pero el coste no es elevado, y merece la pena no jugársela porque las sanciones económicas de la LOPD y de la LSSI son muy elevadas.

Voy a realizar una masterclass donde explicaré de manera práctica cómo puedes cumplir con los aspectos legales con una inversión muy baja. El coste de esta masterclass será de 27€ para los 50 primeros que se apunten.

Abajo tienes el formulario para dejarme tu email y que así pueda avisarte cuando esté lista.

 

¿Conocías estas opciones para vender en Facebook y en Instagram?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 😉

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 😉

Te informo que los datos que nos facilitas será tratada por Mayte Velasco Cañavate, responsable de la web, a través de Mailchimp, con el fin de enviarte información útil para proteger tu proyecto, publicidad relacionada con nuestros productos y servicios y otro contenido de valor. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista

Aspectos legales y fiscales de los infoproductos

Una de las formas más “sencillas” de monetizar un blog es a través de la venta de infoproductos, bien sea un ebook, un curso, etc. Pero el hecho de que sea tan sencillo su venta no significa que no tengas obligaciones legales y fiscales, ya que se trata de un contrato mercantil.

Si eres de lo que vendes un infoproducto muy probablemente no estás cumpliendo con la legislación a aplicar, o si estás pensando en crear un infoproducto no te habías parado a pensar este aspecto, porque la mayoría no cumple los requisitos legales y fiscales de un infoproducto. Así que te voy a contar cómo cubrirte las espaldas en el ámbito legal y marcar la diferencia con tu competencia, a parte de evitarte importantes sanciones por parte de Hacienda.

¿Qué es un infoproducto?

Bueno, lo primero es saber exactamente de lo que te estoy hablando, no vaya a ser que no estés vendiendo un infoproducto, y entonces lo que voy a contar en este post no te afecta.

Un infoproducto son los conocimientos y experiencias de un profesional presentadas y distribuidas de manera online, sin que éste intervenga en ningún momento. Un ejemplo de ello sería un curso sobre WordPress, un ebook explicando cómo darse de alta como autónomo, …

Por lo tanto, si vendes ebooks, cursos online, webinars ya grabados (no en directo),…. mejor que sigas leyendo; pero si vendes libros físicos, o das cursos presenciales, o cursos online pero que requieren de tu presencia o tutorías…. lo que voy a explicarte hoy en el blog no te afecta.

 

Cuáles son los requisitos legales que debe cumplir mi infoproducto

Hacienda ya ha puesto el punto de mira en los negocios online, por lo que es muy importante que cumplas todos los aspectos que la ley requiere para no llevarte desagradables sorpresas.

¿Sabías que puede “rastrear 200.000 dominios para incorporar información relevante a la base de datos de la AEAT”? Vamos, que nos tienen fichados.

 

 

Pero no sólo te tienes que preocupar de los impuestos a pagar por las ganancias, también debes tener en cuenta otros aspectos legales que te voy a enumerar para que sea más sencillo comprobar si los estás cumpliendo:

 

Protege la propiedad intelectual de tu infoproductos

La legislación no te obliga a registrar tu infoproducto, pero siempre es recomendable, y lo puedes realizar bien en el Registro de la propiedad (registro público) o en Safe Creative (registro privado).

El registro público establece que tú eres el autor. El registro privado sirve como prueba en caso de conflicto. Ambas opciones son válidas.

Y bueno, evidentemente debe ser contenido propio. No puedes crear tu infoproducto con contenido de otros.

 

Tu blog o web debe cumplir con los requisitos legales

Es preciso que informes al comprador de tu infoproducto sobre quién eres en el aviso legal de web o blog y que le des todos los detalles de la compra en las condiciones de venta, ya que si no lo realizas así, le estás dando todo el poder al usuario, al poderte exigir condiciones desproporcionadas desde el momento que no le estás informando de los límites y términos de tu servicio.

Por ejemplo, en la venta de infoproductos se puede omitir la garantía de reembolso del dinero una vez que se haya descargado el producto, pero si no lo indicas, le estás dando este derecho al comprador.

Si en tu blog o web se puede dejar un comentario o tienes un formulario de contacto, ya tienes que estar cumpliendo con la ley de protección de datos, pero ahora tendrás que dar de alta un nuevo fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, si aún no dispones de uno que agrupe a los CLIENTES.

Además, no puedes olvidarte que para cumplir con la legislación de tu blog o web debes incluir la  política de cookies .

Debes cumplir con la LSSI, por que debes informar al usuario de forma clara e inequívoca.

  • Tu identidad y datos de contacto.
  • Precios
  • Código de conducta
  • Trámites para celebrar el contrato
  • Lengua o lenguas en que se formaliza el contrato.
  • Poner a disposición del usuario las condiciones de contratación.
  • Indicar el plazo de desistimiento de la compra, en caso contrario será de 12 meses.
  • El plazo de devolución del dinero no podrá ser superior a 14 días.
  • Requerir siempre el consentimiento del comprador de los términos y condiciones legales.

Aquí puedes descargarte unas plantillas para hacer los textos legales de tu web.

 

Regularizar tu situación con Hacienda

En el caso que vendas los infoproductos a través de un tercero y estos se paguen los derechos de autor, no tienes que darte de alta como autónomo. Tan sólo tendrás que incluir la cantidad que te han pagado al año en la casilla correspondiente de la renta, y no tienes que declarar IVA ya que está exento. Ya lo hace el tercero.

Pero ojo esto podrás hacerlo sólo en el caso que no sea tu actividad habitual. Si tus ingresos son exclusivamente por este medio, sí tendrás que ser autónomo.

En relación a cuando debes darte de alta como autónomo, seguro que has escuchado que hasta que no llegues al Salario Mínimo Interprofesional no tienes que darte de alta. Es cierto, pero debes tener en cuenta que es lo que indica un sentencia del tribunal Supremo que aún no se ha llevado a la normativa, por lo que Hacienda puede sancionarte y tendrás que ir a juicio para hacer valer esta sentencia.

Date de alta antes de llegar al Salario Mínimo Interprofesional.

Sí tendrás que darte de alta en el impuesto de actividades económicas, y presentar trimestralmente la declaración del IVA y del IRPF.

 

Aplicar el IVA del país del comprador

Desde el 1 de enero de 2015, según la Directiva 2008/8/CE, el IVA que debes aplicar a las ventas de productos digitales es el del país de residencia del comprador.

La normativa afecta a todos los productos y servicios digitales que se vendan a particulares, no si vendes a empresas. Esto incluye ebooks, música digital, apps, programas de software y otros servicios relacionados que se presten a través de internet.

Pero para saber qué IVA debes aplicar en la venta, tienes que confirmar dos pruebas de origen previamente a la compra, que tendrás que conservar durante 10 años:

  • la dirección física que declare el comprador
  • la dirección IP
  • país emisor de la tarjeta de crédito

Cuando el comprador se encuentra fuera de la Comunidad Económica Europea, se venta se considera una exportación, y no estaría sujeta al IVA.

Luego podrás liquidar el IVA recaudado del resto de países a través de la ventanilla única, y la Agencia Tributaria será la encargada de repartirlo al país correspondiente.

 

Solución

Imagino que ahora mismo estás aterrorizad@, pero no te preocupes porque hay herramientas que te facilitan todo el proceso.

Con el plugin WooCommerce puedes resolver esta cuestión de manera automática. Aquí tienes un artículo publicado originariamente por Webempresa en el que se explica paso a paso cómo configurar el plugin para aplicar el IVA del país de compra.

Otra opción es dejar el proceso en manos de SendOwl y Quaderno para darle una libertad total en la venta de tus infoproductos. Con ambas plataformas te olvidarás de todo el proceso.

 

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Otro de los impuestos que debes tener en cuenta es el ya conocido IRPF. Vas a tener que presentar trimestralmente el modelo 130 donde vas a pagar a Hacienda el % que corresponda (va cambiando) de los beneficios obtenidos.

Son pagos anticipados a lo que luego será la declaración de la renta que hacen todos los ciudadanos.

Si no llegas al tope para tener que pagar, luego te devolverán dinero.

A cada venta que realices, tienes que remitir la factura correspondiente, que debe incluir los siguientes datos:

  • Número correlativo de factura
  • Fecha de expedición
  • Nombre y apellidos, razón o denominación social completa del expedidor y del destinatario.
  • Tu NIF
  • Tu domicilio fiscal y el del destinario si es empresario o profesional
  • Descripción de la operación y datos necesarios para determinar la base imponible y su importe sin incluir el IVA ni descuentos aplicados.
  • El IVA a aplicar
  • El importe total

Operaciones con terceros que superen los 3000 euros anuales

Puede ser que tengas clientes que adquieran tus productos cuya suma supera los 3.000 euros anuales, incluyendo el IVA. En este caso no debes olvidar que debes presentar anualmente, a título informativo, el modelo 347.

Se presenta durante el mes de febrero, cada año.

 

Conclusión

Suelo encontrarme muchos casos en los que no se cumplen estos requisitos, de hecho la mayoría no los cumple, pero eso no es excusa para que tú hagas lo mismo. Primero, porque si tienes problemas legales no te va a servir el argumento de “es que los demás tampoco lo hacen”, “es que no lo sabía…” (bueno, ya te lo he contado yo, jeje).

Y la segundo, es porque te va a diferenciar de la competencia y vas a dar una imagen más profesional y de confianza, ya que los usuarios se fijan mucho en estos aspectos.

Así que, ¿quieres dar una imagen profesional y de confianza a tu infoproducto? Pues nueva tarea para hacer, cumplir con los requisitos legales de tu infoproducto.

 

Me gustaría conocer tu opinión sobre este tema, por lo que nos vemos en los comentarios; y por favor, no olvides compartir este post en tus redes sociales.

¿Quieres un ebook que te enseñe el paso a paso de cómo cumplir los aspectos legales y fiscales de tu infoproducto? Apúntate a la lista de espera y te informaré en el momento que puedas adquirirlo.

Te informo que los datos que nos facilitas será tratada por Mayte Velasco Cañavate, responsable de la web, a través de Mailchimp, con el fin de enviarte información útil para proteger tu proyecto, publicidad relacionada con nuestros productos y servicios y otro contenido de valor. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante el consentimiento por parte del interesado. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista

Cómo hacer los textos legales de tu web

Los textos legales de una web son los grandes olvidados, pero es muy importante que los incluyas ya que el Gobierno ha puesto el ojo en el mundo online y ya rastrea los ingresos que no se declaran y el incumplimiento de la LSSI (quizás ya te ha llegado el email que están enviando).

Así que para evitarte sustos  y problemas innecesarios, te voy a explicar cómo hacer los textos legales de tu web. Con una sorpresa al final 😉

 

Cómo hacer el aviso legal de tu web

El aviso legal es el texto legal donde se indica quién está detrás de tu web y conozcan tus normas de uso.

No es obligatorio que todas las webs dispongan de un aviso legal, deberás incluirlo en tu web si es un blog corporativo, o una web de empresa o se percibe ingresos a través de ella, bien por publicidad o por marketing de afiliación.

El art. 10 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSI) es el que obliga a todo el que tenga un blog o web de la que obtenga beneficio a disponer de los medios que permitan, a usuarios y a la autoridad competente, a acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil directa y gratuita a la información de quién hay detrás de la web.

¿Qué tienes que incluir en el aviso legal de tu web?

La mejor opción es redactar tu propio aviso legal, puedes guiarte por una plantilla estándar pero redáctalo con tus palabras, ya que al ser un texto nuevo te estará ayudando al posicionamiento de tu web.

Lo importantes es no olvidarte de ninguno de los datos que son obligatorios incluir:

DATOS GENERALES

PROPIETARIO DE LA WEB – nombre completo, dirección postal, email de contacto y DNI. En el caso de ser una empresa debe añadirse los datos registrales: Registro Mercantil en la que está inscrita, el tomo, folio, hoja e inscripción.

Ejemplo: Mi empresa, SL, inscrita en el Registra Mercantil de Cádiz, tomo XXX, folio XX, hoja XXX, inscripción Xª

Si  tu web es en relación a una profesión regulada, por ejemplo abogados, veterinarios, dentistas, etc…. tienes que indicar el Colegio profesional y el número de colegiado, además de las normas profesionales aplicables y los códigos de conductas, y el enlace donde pueden ser consultadas.

Ejemplo: Abogada inscrita en el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, nº de colegiada XXXXX

Y por último, si está comercializando productos que requieren de una autorización administrativa también debes indicarlo.

Ejemplo: seguridad privada, transportes, energía o gestión de residuos.

TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO

En este apartado debes indicar de qué te haces responsable y de que no dentro de tu web. Por ejemplo, si se publican enlaces a otras webs, no te haces responsable de los contenidos de esas otras webs. Indica igualmente que no te haces responsable de las aportaciones de los usuarios, y adviértelos que son responsables del uso que den a las cosas de las que hables en la web.

Te pongo un ejemplo, si eres nutricionista, o estás hablando en un blog de tu experiencia con la pérdida de peso, indica que tus consejos no sustituyen las opiniones médicas y que no te responsabilizas del mal uso que alguien pueda hacer de dichos consejos.

En definitiva, es pensar sobre lo que hablas en tu web o en tu blog y dejar las responsabilidades claras. Es el apartado al que más tiempo le tendrás que dedicar.

PROPIEDAD INTELECTUAL

En este apartado debes dejar claro que el contenido de la web o blog te pertenece y si bien se necesita autorización para difundir o reproducir o bien está sujeto a alguna licencia de creative commons

Si utilizas contenido de tercero (siempre con autorización previa) debes indicar también el uso de los derechos de autor de los mismos. Por ejemplo si utilizas fotografías de productos de los proveedores, o vendes complementos de diseñadores, etc.

Hasta aquí lo que la ley te exige que pongas, pero yo además añado:

  • Un resumen de la política de privacidad: los datos que recoges, la finalidad y el fichero.
  • Un resumen de la política de cookies: si los usas y si son propias o de terceros y enlazar a donde das toda la información.
  • Informar en qué Juzgado deben presentarse las posibles reclamaciones si hubiese controversias.

Cómo hacer la política de privacidad de tu web

La política de privacidad tendrás que incluirla siempre que tengas un formulario de contacto, de suscripción y/o puedan dejar comentarios en tu blog, y el motivo es porque entonces también tendrás que cumplir con la LOPD (Ley de Protección de Datos).

Aquí es donde vas a indicar los datos que retienes de los usuarios y clientes, como los procesas y manejas. En este punto hay que dar una información totalmente transparente.

Incluso tendrás que indicar el hosting que utilizas, el proveedor de email marketing, si recopilas datos a través de Facebook Ads,…

Y recuerda, cumplir con la protección de datos no es sólo poner la política de privacidad y dar de alta un fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, además debes cumplir otras pautas que te detallo en el post Cómo adaptar tu blog a la nueva Ley de Protección de Datos.

Al final del post vas a tener un regalo que te va a facilitar la tarea.

Cómo hacer la política de cookies de tu web

En el 2012 se modificó el art. 22.2 de la LSSI y desde entonces es obligatorio informar en nuestra web sobre las cookies que utilizamos y la forma para desactivarlas, ya que guardan los hábitos de navegación del usuario en la red, he incluso las contraseñas cuando le das a “guarda contraseña”.

En 2014 comenzaron a poner las primeras sanciones a las webs que no cumplían con la normativa de cookies, así que para que no seas uno de los sanciones aquí te explico cómo hacer la política de cookies de tu web.

Cuándo debes tener una política de cookies

Antes que nada debes saber si realmente necesitas informar del uso de cookies en tu web.

No será necesario si las cookies son inherentes al funcionamiento de la web o, por ejemplo, al caso de las cookies que se instalan para el funcionamiento del “carrito de la compra”, para recordar el idioma de la web o para  el mantenimiento actualizado de los precios de los productos ofertados en un e-commerce.

Para el resto de cookies debes avisar: de terceros, permanentes, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental. Por ejemplo, debes avisar del uso de cookies de Google Analytics (que seguro que lo usas), del de las redes sociales, AdSense, etc.

Cómo debes informar del uso de cookies

La Agencia Española de Protección de Datos se ha pronunciado sobre cómo informar del uso de cookies en su Guía de Cookies.

Lo más común es utilizar el método de información por capas, una primera en la que se indica los tipos de cookies que se utilizan y un enlace que lleva a una segunda capa donde se da una información detallada de las cookies:

En la primera capa tienes que indicar las cookies que utilizas, si son propias o de terceros, su finalidad y una aclaración sobre si se hace click en la aceptación o se sigue navegando por la web ya se dará por aceptado su uso.

Te indico dos ejemplos, uno correcto como es el caso de Media Markt, y otro que no es correcto como es el caso de Amazon.

En la segunda capa debes incluir los siguientes aspectos:

  • Definir de forma genérica que son las cookies e indicar la función que tienen dentro de una web.
  • Informar de las cookies que almacena tu web: propias o de terceros, de sesión o permanentes, técnicas, de personalización, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental.
  • Haz un listado de todas las cookies que utilizas
  • Explica cómo puede desactivar cada una de ellas enlazando las explicaciones al respecto de cada navegador (o explícaselo tú mismo).

¿Has visitado alguna vez Amazon porque te ha interesado un libro electrónico y te ha perseguido el anuncio por todos lados de tu mundo virtual? Pues las culpables son las cookies, así que si no quieres que descubran algo, como un viaje sorpresa a Nueva York que le vas a dar a tu pareja, no olvides borrarlas, que son muy chivatas 😉

Espero que tengas claro como debes cumplir con la política de cookies y te animes a ponerla correctamente.

Cómo hacer las condiciones de venta de tu web

Las condiciones generales de contratación debes incluirlas en tu web siempre que vendas tus servicios o productos en ella, es el contrato que vinculará a ti y tus clientes, sin posibilidad que éstos puedan negociarlos o modificarlos.

Es un contrato de adhesión.

Es muy importante que establezcas bien todos los términos porque es un contrato y por tanto vinculante; y que no copies los de otra web porque probablemente no se adaptará a tus posibilidades.

Es el caso de una tienda online que copió las condiciones generales de contratación de Zara y tuvo que hacer frente a una política de devolución muy complicada para una empresa que no es una multinacional.

Aspectos generales

Las condiciones de uso y ventas (condiciones generales de contratación) deben estar muy claras y completas, previniendo futuros problemas que se puedan originar y dándoles una resolución.

El cliente puede consultarlas previamente a la compra y debe aceptarla antes de finalizar el proceso de compra, por lo que no olvide poner esta opción con un check antes del último paso.

Apartados a incluir en las condiciones de uso y venta

Puedes concretar todos los aspectos que consideres conveniente, pero no debes olvidar los siguientes:

  • Información general de la empresa y de la web.
  • Los contenidos que aparecen en la web y la propiedad intelectual de los mismos.
  • Información sobre los productos que aparecen.
  • Precio: Que incluye y que no.
  • Sobre el stock disponible. A veces a todos nos para que algo está en stock en la web pero realmente se ha agotado.
  • Cómo se realiza.
  • Información sobre la seguridad de la página. Interesante para generar confianza.
  • Como se realiza el pedido y como se puede cancelar un pedido.
  • Plazos y lugar de entrega.
  • Condiciones para la devolución.
  • Garantías de los productos.
  • Limitarnos lo máximo posible de responsabilidades.
  • Política de privacidad de datos.
  • Posibilidad de modificar las condiciones de uso.
  • Ley aplicable.

¿Te habías preocupado en tener correctamente las condiciones de uso y venta de tu web o tienda online?

Ahora es el momento.

Y para ayudarte en el proceso, aquí tienes la sorpresa que te prometí. He preparado unas plantillas orientativas por si quieres crear tú mismo los textos legales de tu web. Pero recuerda, es una base, así que adáptalas a tus necesidades.

¿Tenías incluidos los textos legales en tu web?

Todo lo que necesitas saber para crear una tienda online 100% legal

El comercio electrónico está experimentando un fuerte crecimiento y cada vez se abren más tiendas online, pero la mayoría no está cumpliendo con los requisitos legales mínimos necesarios, normalmente por ser un tema que desconocen. Para que no sea tu caso, y evitarte así importantes sanciones y tener menos clientes, aquí te explico paso a paso  cómo cumplir los aspectos legales de una tienda online.

 

Elige el nombre de la tienda y el dominio

Y seguro que estás pensando: ¿Pero Mayte, qué tiene eso que ver con que mi tienda online sea legal? Pues mucho, porque no vale con elegir un dominio que nos guste y esté libre.

Hay que comprobar que no haya ya una marca registrada con el nombre elegido, porque aunque no tenga el dominio registrado está protegido y nos lo podría quitar e incluso pedir indemnización económica por su uso.

A parte de perder todo el trabajo que has realizado en posicionar tu tienda online.

Puedes comprobar las marcas registradas aquí para asegurarte que tu dominio no puede darte futuros problemas.

 

Elige tu hosting europeo

Sí el hosting que elijas también tiene que ver con la legalidad ya que entra en juego la protección de datos. Y si bien es cierto que empresas de fuera de la Unión Europea deben adaptarse para cumplir el Safe Harbor, la seguridad que ofrecen no es la misma, y a la larga siempre da problemas.

 

Así que mejor apostar desde un principio por la seguridad, porque además tenemos en España muy buenos proveedores de hosting y con precios muy competitivos:

Ya es cuestión de elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestro bolsillo.

 

 

Incluye los textos legales

Al vender en internet tienes que cumplir con las siguientes leyes y mostrarlo en los textos legales de tu tienda online:

  • LOPD, es decir, la Ley de Protección de Datos (en breve RGPD)
  • Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico
  • Ley sobre Condiciones Generales de la Contratación
  • Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios

Para ello debes incluir los siguientes textos legales:

 

El aviso legal 

En este apartado es donde vas a informar a tus futuros clientes quién hay detrás de tu tienda online indicando los siguientes datos:

  • Tu nombre o denominación social y datos de contacto: domicilio, dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita una comunicación directa y efectiva, como por ejemplo un número de teléfono o un número de fax. Como dirección no vale un apartado postal.

 

  • Tu DNI o CIF de la empresa.

 

  • El número de registro del Registro Mercantil o del registro público en el caso que hayas registrado la empresa.

 

  • La autorización administrativa, si la actividad de tu tienda online requiere de una.

 

Debes indicar también las normas de uso y la propiedad intelectual del contenido de tu tienda online (productos, fotografías, etc…)

 

Siempre que incluyas los datos que te he indicado, puedes redactar el aviso legal de tu tienda online siguiendo el tono de tu marca, no es preciso que tenga un tono formal.

 

La política de cookies

Los cookies guardan información de lo que haces en internet, los hábitos en la red y es por ello que debes avisar de su uso y que el usuario las acepte.

Si vas a hacer anuncios de retargeting, son los culpables de que vayan persiguiendo a los usuarios que visitaron tu tienda online y se fueron sin comprar.

La información se debe dar en 2 fases:

  1. Con la ventana emergente nada más abrir tu tienda online donde vas a informar del uso de cookies, el tipo y su finalidad, y lo enlazarás con la política de cookies (que es la segunda fase)

 

  1. Con el texto de la política de cookies donde informarás sobre qué son las cookies, un listado de todas las que utiliza tu tienda online y cómo desactivarla, además del tipo que son (propias, de terceros, permanentes, de sesión, de análisis,…y la finalidad que tienen.

La Agencia Española de Protección de Datos ha realizado una completa Guía sobre el uso de las cookies

La política de privacidad

Es uno de los pasos para cumplir con la protección de datos en tu tienda online. Más adelante te cuento el resto de los aspectos a cumplir en esta materia.

En la política de privacidad debes informar:

  • Quién es el responsable de los datos (lo lógico es que seas tú)
  • Los terceros destinatarios de los datos
  • La plataforma de email marketing que utilizas
  • El servicios de captación de leads (por ejemplo, si utilizas Facebook Ads debes indicarlo y enlazar con su política de privacidad)
  • Indica también el plazo por el que se recopilan los datos y su finalidad.

Recuerda que no es necesario redactar este texto legal de manera formal, puedes darle el toque de la identidad de marca.

 

Las condiciones generales de venta

Es la parte fundamental de tu tienda online porque es un contrato con tus clientes, por lo que debes indicar todos los aspectos para cubrirte las espaldas. Es un contrato de adhesión.

Además, de esta forma también le estarás dando más confianza al posible cliente.

No olvides indicar claramente estos datos:

  • El tipo de producto que vendes
  • En qué moneda se indican los precios y si incluye el IVA o no
  • Cómo se realiza el envío y los plazos de entrega. Así como el coste del envío y su posible demora.

Si no se indica el plazo de entrega, tendrás que entregarlo en los 30 días siguientes a la recepción del pedido, lo que dependiendo del producto que vendas puede resultar imposible.

 

  • Las formas de pago (no se le puede cobrar un extra por elegir una u otra forma de pago)
  • Las garantías. Recuerda que por ley son 2 años.
  • Y las posibles formas de devolución del producto y las causas.

No hay que olvidar que el comprador puede desistir del contrato de compra dentro del plazo de 14 días contados desde la fecha de recepción del producto (exceptuando los productos de uso inmediato, que no podrán ser devueltos).

Si no especificas este punto, el cliente tendrá 12 meses para devolver su compra. ¿Una locura, verdad?

Pero tranquilo/a, que hay excepciones al derecho de desistimiento del cliente:

  • Los servicios desde el momento en que han sido completamente prestado.
  • Productos claramente personalizados al cliente
  • Productos que se deterioren o caduquen rápidamente
  • Programas informáticos, músicas, vídeos que estén precintados
  • Prensa y revistas
  • Infoproductos

 

Es recomendable que no copies estos textos, hazte los tuyos propios, porque demás de ayudarte con el SEO, te evitas problemas, como por ejemplo, tener que afrontar una política de devoluciones que te resultará imposible porque has copiado las de ZARA (lo que ya le pasó al propietario de una tienda online mucho más modesta).

Pasos para cumplir con la protección de datos en una tienda online

Este aspecto es ya de vital importancia, y más aún con la próxima entrada en vigor del RGPD, que regula esta materia a nivel europeo.

Y si tienes una tienda online debes cumplir la protección de datos sí o sí porque estás manejando datos de suscriptores, proveedores, clientes, etc. Así que paso a indicarte qué es lo que debes hacer para cumplir este punto:

 

Nivel de seguridad a aplicar

A no ser que por los productos de tu empresa conozcas datos especialmente sensibles de tus clientes como su ideología, vida sexual, etc… el nivel de protección que tendrás que aplicar es el básico.

 

Alta de ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos

Ahora que ya sabes el nivel de protección a aplicar, debes dar de alta los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos, un fichero por cada grupo de datos que manejes: suscriptores, clientes, proveedores, etc.

Aquí te explicado cómo dar de alta un fichero en la AEPD.

 

Redactar el Documento de Seguridad

Sería como un manual interno en el que se recoge el procedimiento a seguir para la protección de los datos que trata la empresa. En él debes incluir todo el proceso a seguir, los datos que manejas, las incidencias, etc.

No lo dejes, porque en caso de inspección es lo primero que te van a pedir. La AEPD ha creado una plantilla donde te explica paso a paso cómo crear tu Documento de seguridad.

 

Redactar contratos de encargados de tratamiento de datos

El responsable del fichero eres tú, y como tal tendrás que firmar acuerdos de confidencialidad con los proveedores que tengan acceso a tus datos:

  • Gestos fiscal
  • Proveedor de hosting
  • Proveedor de email marketing
  • El webmaster
  • La empresa de mensajería

 

De esta forma, si ellos no actúan correctamente, la responsabilidad (y la multa) cae sobre ellos, no sobre ti.

 

Recabar el consentimiento expreso

Es preciso tener un consentimiento expreso de los usuarios, por lo tanto, en todas las sesiones de tu tienda online donde recopiles datos de los usuarios y clientes, debes incluir un checkbox (sin marcar previamente) para que acepten el tratamiento de datos. No olvides poner un enlace a la política de privacidad.

Respetar la propiedad intelectual e industrial

Tu tienda online debe respetar el derecho de autor de terceros, es por ello que las imágenes que utilices deben ser propias o tener la autorización por escrito para utilizarlas. Si para la venta de productos dispones de las fotografías de tu proveedor, debes tener su autorización para poderlas usar en la web.

También el contenido debe ser propio, sin copiar, ya no sólo por evitar  problemas legales, sino porque afecta al SEO de tu tienda online.

El proceso de venta

Debes ir guiando al usuario en todo el proceso de ventas, y es preciso que previamente a la compra acepte las condiciones de venta a través de check.

Una vez que formalice la compra tienes que enviarle una confirmación de la misma por email junto con el albarán de lo que ha comprado.

 

Fiscalidad

Una vez que tienes la tienda online totalmente montada es hora de darse de alta como autónomo/a si aún no lo eres. La venta online tiene la misma fiscalidad que si vendieras en una tienda física, por tanto debes declarar los ingresos que tengas desde el primer euro de venta.

  • Tienda online complementaria a una tienda física: Si ya vendes offline, pero te has decidido vender también en el mundo online, lo único que debes hacer es darte de alta en un nuevo epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (ampliar los puntos que indicaste en el modelo 036).

 

  • Nueva actividad: Deberás realizar los trámites que realiza cualquier negocio que comienza. Es decir, darte de alta como autónomo y realizar el alta censal en Hacienda con el modelo 036 (para autónomos) o el modelo 037 (en caso de sociedad o empresa).

 

Una vez que has iniciado el negocio de tu tienda online tendrás las siguientes obligaciones fiscales:

  • Presentar trimestralmente modelo 303 en el que declaras las compras y ventas en España
  • Presentar trimestralmente el modelo 349 para declarar las compras y ventas en la Unión Europea
  • Presentación trimestral del modelo 130 para los pagos anticipados del IRPF
  • Declaración de la renta anual (modelo 100)

Si vas a vender productos fuera del territorio español, lo mejor es darse alta en el registro de operadores de IVA intercomunitarios.

Además debes tener en cuenta en qué país se encuentra el cliente que realiza la compra porque de ello dependerá si tienes que aplicarle IVA en su factura, y cuál es el porcentaje de IVA a aplicar.

Y tienes que tener un control de todas las transacciones realizadas y emitir factura simplificada (si no supera los 400 €) de cada una de ellas.

Pero no te marees, sé que es una locura, pero siempre hay soluciones para todo. En estos casos es imprescindible contar con una herramienta online que va a hacer automáticamente todo este trabajo por ti.

Es el caso de Quaderno y de Quipu, las cuales te simplifican todo el proceso. En el blog te hablaré de cada una de ellas para que puedas elegir cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades.

 

Quipu, programa de facturación online

 

Estos son todos los aspectos legales que debes cumplir. Hacienda ya le ha echado el ojo a las tiendas online y a los beneficios que genera, así que no dejes de cumplir todos los aspectos legales, sobre todo los fiscales.

¿Tu tienda online cumple con todos los aspectos legales que te he indicado?

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente