Cuándo darse de alta como autónomo

Cuando empezamos, lo normal es que apenas tengamos ingresos, y no nos da ni para pagar la cuota de autónomo. Pero, ¿realmente hay que darse de alta desde el principio o depende de cuánto ingreses? ¿Existe un importe de ingresos mínimos para ser autónomo?

Pues es justo de lo que vamos a hablar hoy porque es muy dispar la información que se encuentra en internet y que se da en grupos de Facebook, y yo quiero que tengas las cosas claras, porque te la puedes estar jugando por una información errónea (que es lo que suele leerse).

 

Ser autónomo y pagar impuestos

Lo primero es tener claro que una cosa es la Seguridad Social, donde te das de alta como autónomo; y otra es Hacienda, donde te das de alta en el censo de empresario, profesional y retenedores, a través del modelo 036 o 037.

En Hacienda te tienes que dar de alta desde el primer momento que empiezas a facturar, y comienzan tus obligaciones tributarias: presentar los impuestos trimestrales del IVA, IRPF,….

¿Y qué pasa con la Seguridad Social? ¿Me tengo que hacer autónomo? Pues vamos a seguir desgranando el asunto para que puedas entender mi respuesta.

 

Facturar a través de cooperativas

Te habrán dicho, vale, te das de alta en Hacienda, y luego te apuntas a una cooperativa que es la que va a pagar la Seguridad Social por ti, y así ya no tienes que darte de alta como autónomo.

Te va a salir mucho más barato, ¿verdad?

Ya hablé de este tema más extensamente en el post de Las cooperativas de trabajo asociado, ¿una opción para facturar sin ser autónomo? por si quieres tener una información más amplia, pero ya te digo que no es una opción.

Hacienda se está frotando las manos, y pensando… tú sigue, que luego me vas a pagar todas las cuotas de autónomo atrasadas, y encima no te vas a poder acoger a la tarifa reducida (50€ al mes durante 1 año de cuota de autónomo).

Este verano de 2017 ya cerraron varias cooperativas, y lo peor es que los usuarios pensaban que lo que hacían era legal.

 

¿Debo darme de alta como autónomo?

Estarás diciendo que me deje ya de líos y que vaya al grano, pues tranquilo/a, que ya hemos llegado al quid de la cuestión.

La ley dice en su artículo 1.1 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto:

“A los efectos de este Régimen Especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo, aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas”.

Y habrás leído por muchos sitios que eso quiere decir que si no llegas al Salario Mínimo Interprofesional, que en 2018 es de 735,90€ mensuales, significa que no es habitual y entonces no tienes que ser autónomo.

Pero siento decirte que eso no es lo que dice la ley, sino lo que dicen algunas sentencias, entre ellas una de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo que es la que ha provocado toda esta confusión, pero que se refiere a un agente de seguros, que se rigen por otro sistema.

Y hay más casos puntuales, como el del vendedor ambulante de menaje de cocina (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla – La Mancha de 26 de septiembre de 2005 y Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 20 de marzo de 2007) que considera que lo indicado en la sentencia que antes te comentaba son aplicables al supuesto de un vendedor ambulante de menaje de cocina cuyos ingresos no superaron en los últimos años el 75% del salario mínimo interprofesional.

¿Y qué quiere decir todo esto?

Pues que si no te das de alta como autónomo, te la estás jugando, porque en realidad la ley dice que sí te tienes que dar de alta.

Ahora bien, en el caso que la Seguridad Social te indique que debes darte de alta, en el juicio puedes intentar defender tu postura basándose en esta sentencia. Pero debes ser consciente que dependerá del criterio del juez, y de que puedas probar que tu actividad no es habitual. Este es el punto realmente importante.

El criterio de habitualidad en el trabajo es el que determina si estamos obligados o no a darnos de alta como autónomos. En caso de inspección vas a tener que demostrar que la actividad no la realizas de forma habitual. Pero… ¿cómo demuestras que tu web o blog no es habitual si siempre está disponible?

Si tienes una ecommerce, vendes infoproductos, servicios…. Van a considerar que hay habitualidad, y te va a tocar pagar todas las cuotas de autónomo atrasadas, vendas o no vendas. Es igual que un negocio físico en el que no entran clientes. Desde el momento que abre tiene que ser autónomo.

 

Mi recomendación

Sé que mi respuesta no te ha gustado y es comprensible, porque además hay muchas situaciones distintas que realmente es injusto que tengas que darte de alta como autónomo.

Por ejemplo si tienes un blog como hobbie pero aprovechas para sacarte algún dinerito para tus gastos, cuando abres una web de servicios para comprobar si hay mercado,….

Te entiendo perfectamente.

Por eso mi recomendación es que vayas a la Seguridad Social y le cuentes tu situación y que sean ellos quién te digas cuándo realmente te debes dar de alta como autónomo.

Pero ojo, que te den la respuesta por escrito y en papel oficial, porque las palabras se las lleva el viento, y si luego vienen con una inspección, podrás acreditar que actúas así porque te lo indicaron ellos.

 

Te espero en los comentarios con tus dudas y opiniones. ¿Conocías realmente lo que dice la ley?

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online

¿En qué le afecta el IVA digital a tu negocio online?

A partir de 2015, y para limitar las prácticas de elusión de impuestos de grandes compañías como Amazon o Apple, que facturaban sus productos donde el IVA era más bajo, se estableció que la ventas de productos digitales se les tenía que aplicar el IVA digital.

En este post te voy a explicar de manera clara en qué consiste.

 

¿Qué es el IVA digital?

Se trata de aplicar el IVA del país del comprador en la venta de los productos digitales, de esta forma, las grandes compañías no establecen su sede en un país donde el IVA sea bajo porque eso les va a dar igual, ya que va a depender de dónde se encuentre el comprador.

Por ejemplo, Amazon tenía establecida su sede europea en Luxemburgo porque el IVA era del 3%.

Si tu empresa está fuera de la Unión Europea pero vendes a clientes europeos, tienes que aplicar el IVA del país del comprador.

 

¿Qué es un producto digital?

El IVA digital no se aplica siempre que vendas un producto digital, sino que hay que saber a qué se está refiriendo la ley concretamente.

Un producto digital es un ebook, un hosting, comunidades de pago, herramientas onine, webinar grabado (si es en directo sería un evento) o cualquier producto ofrecido por vía online. Pero no todos estos casos se aplica el IVA digital, todo dependerá de si su venta es automatizada o no.

Para que tengas que aplicar el IVA digital, es decir, el IVA del país del comprador, el producto debe ofrecerse de forma automatizada. Por lo tanto, si vendes un curso online donde ofreces soporte, por ejemplo a través de un grupo de Facebook, o vendes un ebook en formato pdf que envías manualmente a través de email, ya no tienes que aplicar el IVA digital.

 

Proceso para aplicar el IVA digital en la venta de productos digitales

Y te estarás preguntando, ¿pero cómo puedo saber yo el país del comprador? Pues te aviso que tienes que aplicar las medidas técnicas en tu web que te permitan saberlo, y demás tener constancia de 2 pruebas de ello, por ejemplo la tarjeta bancaria y la IP, o el teléfono móvil,…

Aquí puedes consultar el IVA que se aplica en cada país.

Además, tienes que conservar la información sobre la venta y el cliente durante 10 años. Esta información debe incluir:

  • el país al que se ha vendido
  • el tipo de producto
  • la fecha de venta
  • el IVA local
  • el importe a abonar en moneda local
  • fecha y modalidad de recepción del pago
  • la factura
  • el nombre del consumidor
  • los datos para determinación del país del consumidor, esto es, dirección IP y datos de facturación.

Lo sé, ahora mismo te estás tirando de los pelos, pero no te preocupes que hay herramientas online que ya lo hacen por ti:

  • Sendowl, es la plataforma que te permite vender productos digitales, y que te permite saber de donde es el comprador y aplicar el IVA correspondiente. Pero no olvides activar esta opción, porque no viene por defecto.
  • Quaderno, que es una plataforma de facturación que igualmente almacena 3 pruebas del país de comprador.

Hoy en día hay soluciones para todo, así que no desesperes, pero claro, no olvides hacer las cosas correctamente.

Tienes que tener en cuenta que si vendes a autónomos o empresas, puedes ahorrarte todo este jaleo porque si te das de alta en el IVA intracomunitario (VAT), y tu cliente (no particular) también lo está, os ahorráis tener que aplicar el IVA en la factura.

Pero recuerda que tienes que comprobar que realmente esté dado de alta en el IVA intracomunitario.

 

¿Cómo declaro el IVA digital?

Ahora bien, ahora hay que ingresar el IVA en cada uno de los países que le corresponda. Menos mal que esta parte la han facilitado gracias al Régimen MOSS, la miniventanilla única.

Para ello debes registrarte expresamente en este régimen, incluso si facturas desde fuera de la Unión Europea. En este caso tendrás que recurrir a un asesor fiscal de algún país en la UE para conseguir el acceso al régimen MOSS.

Gracias a este sistema vas a presentar las declaraciones del IVA desde un solo portal web, el del país en el que te has registrado, y ya este país se encargará de repartirlo al resto de los países.

¿Conocías esta obligación fiscal por la que tienes que aplicar el IVA del país del comprador? ¿Sabías cómo aplicarlo?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores   

¿Cuál es el mejor programa de facturación para emprendedores online?

Llega un momento que llevar uno mismo toda la contabilidad del negocio, incluso cuando se tiene un gestor fiscal, es un poco caos, por lo que es mejor contar con un programa de facturación para llevar las cuentas al día.

Es un gasto necesario en todo negocio online, porque además en la mayoría de los casos (menos en uno) hasta te autorrellena los impuestos a presentar. Una maravilla.

Porque no te creas que necesitas un programa de facturación cundo tienes ya un volumen de trabajo. Incluso cuando tienes unas 4 ó 5 facturas al mes, a parte de los gastos ya te merece la pena. ¿O no te vuelves loca igualmente cuando toca presentar impuestos?

Pues el programa de facturación te va a solucionar esos quebraderos de cabeza.

Aprovechando el periodo gratuita que tienen para que los pruebes, y el tiempo que he utilizado dos de ellos, voy a comentarte cuál es el que mejor se adaptaría a tu negocio. Aunque siempre es mejor que tú también los pruebes y elijas.

Soy afiliadas a algunos de ellos, pero es una opinión totalmente sincera. De hecho, no soy afiliada de uno de los que más recomiendo.

¡Vamos a verlos!

 

Quipu

Desde ya te digo que Quipu es por el que utilizo actualmente, fue la opción que elegí, y de momento va genial.

Tiene distintos planes dependiendo del volumen de movimiento que tiene, pero siempre que no lo tengas que tener conectado a una tienda online, con el primero es Starter es más que suficiente porque puedes emitir facturas manuales ilimitadas.

programa de facturación

 

Puedes conectar tu banco (más de 40 disponibles) y ver los movimientos bancarios en tiempo real para así generar apuntes contables de forma automática.

Si tu banco no está entre los que tienen disponibles, te ayudan a configurar tu cuenta bancaria de forma manual.

Esta función es a partir del Plan Professional.

Un punto importante en el que me fijé es que genera los modelos de todos los impuestos que debes presentar. Pensarás que es lo lógico. Pues si te fijas bien, no todos lo hacen. Así que punto a favor.

Si tienes una tienda online se integra con Woocommece, aunque tienen pensado incluir Magento y Prestashop dentro de poco. Eso sí, si generas más de 100 ventas al mes (que sería lo ideo) tendrías que elegir el Plan Enterprise.

 

Cuéntica

Es una de las opciones que elegí en un primer momento, pero aunque su plataforma es sencilla, la de Quipu es mucho más intuitiva.

Eso sí, tiene un punto  muy importante a su favor, por 9 € (+IVA) al mes dispones de un asesor fiscal para consultar tus dudas, o si lo prefieres, por 24 € (+IVA) al mes tendrás tu gestor fiscal al que consultarle tus dudas y que presentará los impuestos por ti. No incluye la declaración de la renta, su coste oscila entre 90 y 120€, dependiendo del tiempo que lleves con ellos, el plan contratado y las circunstancias personales.

 

Para que te quede más claro, los planes son:

  • Cuéntica: 15 € – para facturar a tus clientes, registrar gastos y llevar el control de cobros y pagos
  • Cuéntica + Fiscalidad: 15€ + 9€ – si además quieres que se autogeneren los modelos de impuestos listos para presentar, además de asesoramiento contable y fiscal.
  • Cuéntica + Fiscalidad Tutelada: 15€ + 35€ – incluye todo lo anterior, pero te revisarán las cuentas para asegurarse que todo está bien. Presentan los impuestos.

 

¿No es una maravilla?

También gestionan el alta en Hacienda y en la Seguridad Social por un coste de 75€ + IVA.

No está integrado con WooCommerce, Magento, Shopify,… aunque lo tienen pensado, por lo que si tienes una tienda online no te recomiendo esta opción, aunque puedes integrar Cuéntica en tu ecommerce utilizando la API.

Si vas a utilizar sólo la plataforma, sin asesoramiento, mi recomendación es que utilices Quipu ya que es mucho más sencilla.

Por ejemplo, Cuéntica no deja emitir un ingreso como factura si no se tienen todos los datos fiscales del cliente, por lo que habría que incluirlo en otros ingresos a clientes sin determinar. Si posteriormente te solicita la factura tendrás que minorar el gasto de esa factura en la pestaña de otros ingresos. Es decir, el mismo registro que hagas al emitir la factura lo tendrás que realizar en otros ingresos pero en negativo.

Con Quipu eso no pasa, por lo que se ahorra tiempo y trabajo.

Además, para hacer un presupuesto, tienes que hacer una factura normal, pero en lugar de “Emitir Factura” se da a “Guardar borrador” y cuando le des a enviar por email al cliente se convertirá en presupuesto.

El presupuesto se quedará en la pestaña de borradores hasta que el cliente lo acepte.

Quipu tiene directamente la opción de crear presupuesto.

 

Quaderno

Si vendes infoproductos a los que les tiene que aplicar el IVA digital, es decir, el IVA del país del comprador, desde luego esta es tu opción. Ni te lo pienses.

Es la única que aplica directamente el IVA que corresponde y guarda 3 pruebas de ello. Ni te imaginas los quebraderos de cabeza que te quitas.

Se integra con los plugin de membresía Memberpress y S2Member, además de con las plataformas de ecommerce y con SendOwl.

Aunque no va a ser todo una maravilla. No te autocompleta los impuestos, aunque te los facilita enormemente y es más caro que los anteriores.

Pero, lo dicho, si vendes productos digitales a los que se le aplica el IVA digital (ebooks, curso online sin soporte, música,…), esta es tu plataforma de facturación sí o sí.

 

Txerpa

Tiene la gran ventaja que todos sus planes incluyen asesor fiscal, el problema es que no incluye todos los impuestos.

Sí incluye presentación del IVA, IRPF y resúmenes anuales (modelos 303, 130, 390) y 347 (declaración anual con terceros) en el plan Inicios.

En el Plan Crece y el Éxito además incluye el modelo 349 (intracomunitarias).

Por lo que si tienes que presentar también el modelo 111 (ni el modelo 190 de resumen anual) porque has contratado servicios a otro profesional, que es lo más normal, ya no estará incluido. Tampoco incluye el modelo 115, de pago de alquiler de oficina, local, espacio de trabajo (ni el modelo 180 que es su resumen anual).

Yo lo considero un gran inconveniente, bastante importante. ¿Y para ti?

 

 

Tampoco incluye declaración de la renta, que para ya clientes suele ser de 45€ + IVA (cambia cada año). Pero la renta no la incluye ninguno.

También puede gestionar el alta como autónomo por un coste de 59€ + IVA, y el alta en Hacienda por un coste de 40€ + IVA.

Te pueden asesor previamente por 17,99 €, que luego lo descuentan si contratas con ellos.

Ten en cuenta también que si tienes que tributar en diferentes epígrafes (para Hacienda es muy importante que estés al día en este aspecto) tendrás que contratar el plan Éxito por 39,95 € + IVA/mes. Cada tipo de producto tiene que tener una numeración distinta.

Para integrar con plataformas es a través de la API, por lo que se necesitaría la ayuda de un programador.

También tengo que apuntar, que tanto en el caso de Quipu, Cuéntica y Quaderno la atención previa fue muy buena, pero no puedo decir lo mismo de Txerpa.

Pero eso es algo que ya tiene que valorar uno mismo.

 

Anfix

Su plantilla es menos intuitiva, y también tiene reducido el tipo de impuestos que autorellenan. No la he estudiado muy a fondo porque la descarté bien pronto por estos motivos.

Pero está integrada con Prestashop, Woocommerce, Magento y Shopify.

Otro punto a tener muy en cuenta es que la actividad de la empresa sólo se va a asociar a un epígrafe, cuando lo más frecuente es que se trabaje en varios, y Hacienda mira mucho que realmente sea así.

Beneficios de utilizar un programa de facturación

  • Ahorras tiempo porque no tendrás que estar haciendo las facturas a mano ni contabilizar las recibidas.
  • Sabes las ganancias reales que está teniendo tu negocio y que producto es el que resulta más rentable.
  • Puedes tener un registro de clientes y proveedores
  • Puedes presentar los impuestos de forma muy sencilla
  • Si tienes un gestor fiscal puedes darle acceso a la plataforma para que haga las gestiones directamente.
  • Da una imagen más profesional ya que puedes enviar por email a tus clientes un enlace para que paguen automáticamente a través de stripe (tarjeta bancaria)

 

Hay muchas opciones en el mercado. Yo te he contado mi experiencia, pero te invito a que las pruebes ya que todas tienen un período gratuito y elijas la que mejor se adapte a tus gustos y a las necesidades de tu negocio.

¿Utilizas ya un programa de facturación?

¿Conocías todas estas opciones? ¿Utilizas ya alguno? ¿Recomiendas algún otro?

  

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

Cómo hacer una factura

Cuando comenzamos nuestro pequeño negocio, la primera duda que tenemos es cómo hacer una factura tras la primera venta.

Te voy a explicar todo lo que necesitas saber para emitir una factura, con ejemplo incluido y herramientas que te van a facilitar esta tarea.

¡Vamos a verlo!

 

¿Cuándo hay que hacer una factura?

Los empresarios y profesionales deben emitir factura, siempre, en los siguientes casos:

  • Cuando el destinatario sea un empresario o profesional y actúe como tal.
  • Cuando el destinatario de la obligación así lo exija, para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria.
  • En el caso de exportaciones de bienes exentas de IVA, excepto las que se realicen en tiendas que sean libres de impuestos.
  • En las entregas intracomunitarias de bienes exentas de IVA.
  • Cuando el destinatario sea una Administración Pública o una persona jurídica, que no actúe como empresario o profesional.

 

Existen algunas operaciones en las cuales no es necesario realizar una factura:

  • Operaciones exentas de IVA.
  • Realizadas por autónomos que están en el régimen especial de recargo de equivalencia.
  • Realizadas por autónomos en el régimen simplificado de IVA (módulos).
  • Realizadas por autónomos del régimen especial de agricultura, pesca y ganadería.

 

Salvo que estés incluida en alguno de los casos anteriores, tienes que elaborar una factura.

 

¿Se puede sustituir una factura por un ticket?

No, la actual legislación obliga a emitir una factura, eso sí, en importa inferiores a 400 € (IVA incluido) se puede emitir una factura simplificada en caso de ventas o servicios al por menor, de ventas o servicios a domicilio del consumidor siempre que el destinatario se encuentre en territorio español.

La diferencia de esta factura es que no precisa de los datos del destinario, sólo hay que incluir los del vendedor, es decir, nuestros datos.

 

¿Qué datos hay que incluir en una factura?

Puedes darle distintos diseños a una factura, pero lo que sí debe incluir son unos datos mínimos:

  • Fecha y Número de facturas correlativas, para no hacer trampas, de modo que si hay un error en la factura tenemos que emitir una factura rectificativa, con nº diferente a las normales.
  • Tus datos fiscales – nombre, NIF o CIF y el domicilio fiscal
  • Datos del receptor (si no es una factura simplficada) – nombre, NIF o CIF y el domicilio fiscal
  • Descripción – Detallar en qué consiste el producto, bienes o servicios que vamos a facturar para que no haya lugar a equívocos o malas interpretaciones.
  • Base imponible – Es el precio e servicio o del bien sin incluir los impuestos.
  • Tipo de IVA, recargo de equivalencia e IRPF
  • Importe total – Es  cantidad total que debe pagar el cliente.
  • Forma de pago – Puede ser en efecto, por transferencia, tarjeta, etc.

 

Ejemplo de factura

 

Obligación de conservar las facturas emitidas

Es necesario conservar tanto las facturas que has emitido como las que has recibido, pero no es necesario que estén en papel si las has recibido electrónicamente.

Ya lo dice la Agencia Tributaria: “Los diferentes documentos, en papel o formato electrónico, se deberán conservar por cualquier medio que permita garantizar al obligado a su conservación la autenticidad de su origen, la integridad de su contenido y su legibilidad, así como el acceso a ellos por parte de la Administración tributaria sin demora, salvo causa debidamente justificada, pudiendo cumplirse esta obligación mediante la utilización de medios electrónicos.”

Si las has recibido en papel puedes conservarla en formato digital si puedes probar que es exacta a la original, para lo que puedes utilizar un software de digitalización certificado por la Agencia Tributaria. Como es el caso de Anfix.

Las facturas debemos conservarlas durante 6 años, aunque la empresa o negocio ya no tenga actividad.

Ahora bien, hay casos concretos que hay que conservar las facturas durante un período superior, como son las facturas de inmovilizado, o en caso de empresas que están compensando bases imponibles negativas.

 

Soluciones que nos facilitan la vida

Para evitarnos quebraderos de cabeza hay programas de facturación online que nos facilitan esta tarea, y que nos permiten conservar todas las facturas durante el tiempo establecido por la ley.

Además, incluso nos permiten rellenar automáticamente los modelos de impuestos. Listos para presentar.

Estos programas de facturación son Quaderno, Quipu, Anfix,… Si quieres que te hable más detalladamente sobre cada uno de ellos, dímelo en los comentarios.

¿Sabías hacer una factura correctamente? ¿Conocías las herramientas de facturación?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

 Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

La nueva Ley de Autónomos

El pasado 25 de octubre se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Nueva Ley de Autónomos, que contiene nuevas medidas que son de aplicación inmediata (entró en vigor al día siguiente), y otras que tendrán que esperar a que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado para el 2018 y se les asigne una partida económica.

Aquí te voy a contar cuales son las novedades más importantes, pero si quieres consultarlas todas, puedes leer la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes de Trabajo Autónomo.

¡Vamos a ver qué tal se han portado con la reforma!

 

¿Cuándo entra en vigor la nueva Ley de Autónomos?

Antes que nada, hay que tener en cuenta que no todas las medidas entran en vigor el 26 de octubre de 20017, hay excepciones:

  • Entran en vigor el 1 de enero de 2018 los artículos 1, 3, 4 y 11 y las Disposiciones Finales 1ª, 2ª, 3ª y 9ª.
  • Entra en vigor el 1 de marzo de 2018 la Disposición Final 4ª

La he ido poniendo en cada una de las novedades para que te quede más claro.

 

Mejoras en el sistema de la Seguridad Social de la Nueva Ley de Autónomos

Y empiezo por las bonificaciones porque es seguro lo que más te interesa, para poder pagar menos, que emprender es bonito, pero no fácil.

  • La conocida “tarifa plana” de autónomo de 50€ (80% de reducción) amplía su duración de 6 meses a 12 meses.

Además, el antiguo autónomo puede beneficiarse de la nueva tarifa bonificada tras 2 años de haber interrumpido su actividad, si no se había beneficiado antes; y tras 3 años si se había beneficiado. Ya no hay que esperar 5 años.

Buena opción para no facturar a través de cooperativas.

Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

  • En caso de baja (mínima de 1 mes) por maternidad, paternidad, adopción o riesgo por embarazo o lactancia hay una bonificación del 100% de la cuota de autónomo. Así que genial, en esos casos no tendrás que pagarla. Ya en vigor.

 

  • Prestación económica por maternidad y paternidad: subsidio del 100% de la base reguladora. Entra en vigor el 1 de marzo de 2018.

 

  • Y si eres autónoma y tienes un hijo, cuando te reincorpores se te aplicará la tarifa plana durante un año, o la bonificación del 80% si se cotiza por una base superior. Te puedes beneficiar desde ya, no hay que esperar al año que viene. Ya en vigor.

 

  • La bonificación del 100% de la cuota durante 12 meses que ya se aplica por cuidado de menores de 7 años, se amplía hasta que el menor cumpla 12 años. Ya en vigor

 

  • En el caso que contrates indefinidamente a algún familiar (cónyuge, ascendiente/descendiente hasta 2º grado) tendrás una bonificación del 100% de la cuota de autónomo durante 12 meses, siempre que dicha contratación se mantenga durante los 6 meses posteriores. Ya en vigor.

 

  • Se reconoce el accidente in itinere en los autónomos, es decir si se produce al ir o venir del lugar de prestación del servicio, siempre que no sea el domicilio. Ya en vigor.

 

  • Los jubilados podrán compatibilizar su pensión al 100% con el desarrollo de un trabajo por cuenta propia, siempre que se tenga, al menos, un empleado. Ya en vigor.

 

Mejoras fiscales de la nueva Ley de Autónomos

  • Si trabajas desde casa puedes deducirte hasta un 30% de en gastos de agua, luz, electricidad y telefonía. Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

 

  • Además, podrás deducirte en concepto de manutención hasta 27,27 euros diarios siempre que realices los pagos telemáticamente.  Si viajas fuera de España, los gastos diarios en manutención podrán alcanzar los 48,08 euros. Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

 

Mejoras administrativas de la nueva Ley de Autónomos

  • Podrás cambiar hasta cuatro veces al año la base de cotización para ajustarla al nivel de ingresos que tengas. Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

 

  • Además, podrás tramitar tres altas y tres bajas anuales en el RETA, pagando sólo los días de trabajo efectivo en los meses de baja y alta. Hasta ahora, si te dabas de alta el 20 de julio, por ejemplo, pagabas la cotización como si hubieras trabajado el mes completo. Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

 

  • Si realizas el ingreso fuera de plazo, el recargo pasa a ser del 10%, no del 20% como era hasta ahora. Entra en vigor el 1 de enero de 2018.

 

  • La Seguridad Social devolverá el exceso de cotización a los trabajadores autónomos en régimen de pluriactividad sin necesidad de que estos lo soliciten. Ya en vigor.

Recuerda que ser autónomo puede ser uno de los aspectos a cumplir si eres blogger o emprendedor online, pero si tienes una tienda online es seguro que tendrás que darte de alta.

 

¿Qué opinas de los cambios introducidos en la Ley de Autónomos? ¿Piensas que son suficientes?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 😉

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 😉

La fiscalidad de los negocios online

Al comenzar un negocio online, bien sea ofreciendo nuestros servicios o vendiendo productos, te encuentras con la duda de si debes aplicar IVA, cuál aplicar, impuestos que presentar,… por lo que voy a explicar cuál es la fiscalidad de los negocios online.

No te preocupes que no es tan complicado como aparenta, y hay una herramienta que facilita esta labor.

¡Comenzamos!

 

Pasos previos en la fiscalidad de los negocios online

¿Darse de alta como autónomo?

Teniendo en cuenta que aquí no estamos hablando de un blog, sino de una web donde ofrecemos nuestros servicios y productos o una tienda online donde estamos vendiendo productos propios o de terceros, mi obligación es decirte que tienes que ser autónomo

Otra cosa es que prefieras arriesgarte hasta que el negocio empiece a tener ganancias, y entonces darte de alta, pero tienes que saber que te expones a una sanción y a pagar las cuotas de autónomo atrasadas a la Seguridad Social.

Ya hablaré en otro post sobre el tema de las cooperativas, pero bueno, ya sabes que el Gobierno nos las está aceptando, y ha cerrado Factoo, aunque la decisión de Empleo está recurrida.

Y si lo que tienes es un blog que monetizas a través de publicidad y afiliación, no sigas leyendo aquí, porque sólo vas a conseguir liarte más. Mejor lee el post la fiscalidad de un blog.

 

Alta en Hacienda

Y va sin interrogación porque sí o sí tienes que darte de alta en Hacienda (no hay que confundirlo con ser autónomo, que eso tiene que ver con la Seguridad Social)

Por lo que antes de iniciar el negocio tienes que rellenar el modelo 036 o el 037 de alta en Hacienda en el censo de empresarios, profesionales y retenedores.

Si vas a vender tus servicios y productos a clientes de otros países de la Unión Europea, te recomiendo que te des de alta con el modelo 036 para así poder darte de alta en el registro de operadores intracomunitarios (ROI).

Luego te explicaré qué es  el ROI.

 

Los impuestos que afectan a tu negocio online

IVA

El IVA (impuesto sobre el valor añadido) es una carga fiscal que recae en el consumidor, y tú vas a hacer el encargado de recaudarlo para luego dárselo a Hacienda.

Por lo tanto, siempre tienes que aplicar a tus productos y servicios el IVA, que en España actualmente es del 21%, sin importar que el cliente sea un profesional o un consumidor final.

Pero (sí, hay un pero), hay situaciones en las que no va a ser así, y son las siguientes:

 

Impuestos digitales

Cuando estés vendiendo un producto digital y el comprador no se encuentra en España, vas a tener que aplicar el IVA que esté vigente en el país del comprador y periódicamente abonar el impuesto recaudado en la correspondiente administración (tranquilo/a que está la ventanilla única para eso)

Pero ojo, es exclusivamente para los productos digitales, así que voy a aclarar a qué se refiere.

Es un bien no físico que puede comprarse a través de internet y donde el autor, una vez que lo ha creado, ya no interviene más, es una venta automatizada Por lo que estarían incluidos:

  • Música para descargar
  • Ebooks
  • Curso en formato pdf o vídeo, pero siempre que no tuviera tutoría
  • Software
  • Videojuegos
  • …..

 

Creo que ya te has hecho una idea, ¿no?

Pues si en tu negocio vendes un ebook y tu cliente es de Francia, vas a tener que aplicar el IVA de Francia (actualmente es del 20%), y además tendrás que tener 2 pruebas no contradictorias que establezcan la localización del comprador y guardar esos datos durante 10 años. Estas pruebas pueden ser:

  • Dirección de facturación
  • Dirección IP
  • Localización del banco a través del que ha pagado
  • País de la tarjeta SIM
  • Localización de la línea fija donde compra

 

Creo que ahora mismo has entrado en pánico si estás vendiendo productos digitales en tu negocio online. Pero que haya calma porque existe una herramienta de facturación online que hace todo este proceso por ti, y que además guarda 3 pruebas: la dirección de facturación, la dirección IP y el país de la tarjeta de crédito.

Esta herramienta de facturación es Quaderno, y desde luego si vendes productos digitales la tienes que tener incrementada en tu negocio sí o sí. Además es muy sencilla de utilizar y envía automáticamente la factura al cliente tras la compra.

¡Una maravilla!

 

Facturación online

También te sirve para llevar toda la contabilidad y facturación de tu negocio online aunque no vendas productos digitales.

 

Registro de operadores intracomunitarios (ROI)

Este aspecto te va a afectar si vendes tus productos o servicios a otros profesionales, porque te vas a olvidar del IVA. Además es obligatorio cuando realizas transacciones comunitarias.

Pero recuerda lo que te dije, tienes que darte de alta en Hacienda con el modelo 036 y marcar la casilla de alta en el registro de operadores intracomunitarios, para que te asignen el NIF-IVA (VAT), porque vas a tener que indicarlo en todas las facturas.

Para ahorrarte el IVA en tu factura a otro profesional, éste también debe estar dado de alta en el ROI, y tendrás que consultar la validez del NIF-IVA que te facilite en el Censo VIES.

Si no es así, sí tendrás que aplicar el IVA normal, como si tu cliente estuviera en España.

 

Recargo de equivalencia

Esta excepción te va a afectar siempre que seas un comerciante minorista que vende productos al cliente final sin realizar transformaciones sobre este producto.

Es decir, si tienes una tienda online donde vendes los productos que has adquirido previamente de tus proveedores tal y como se lo has comprado a ellos.

No se aplica en actividades de servicios, comercio mayorista y actividades industriales.

El recargo de equivalencia sirve para que los minoristas no tengan que presentar declaraciones de IVA a Hacienda, porque va a pagar el IVA directamente a sus proveedores a añadirle un % como recargo en la factura, que tiene que quedar claramente diferenciado del porcentaje del IVA.

Te vas a ahorrar estar devolviéndole trimestralmente el IVA a Hacienda, por lo que la contabilidad va a ser mucho más sencilla. Eso sí, no te vas a poder deducir el IVA de tus compras.

Los tipos de recargo de equivalencia que se aplican actualmente son:

  • IVA general al 21 % – recargo de equivalencia de un 5,2%
  • IVA reducido al 10% – recargo de equivalencia de un 1,4%
  • IVA superreducido a un 4% – recargo de equivalencia de un 0,5%

 

Si no quieres tributar con recargo de equivalencia, obligatorio para autónomos minoristas, tendrás que gestionar tu tienda online como una sociedad mercantil, no como un autónomo. Pero esta opción te convendría a partir de que factures 40.000 € al año.

Si el proveedor es de fuera de España pero de la UE, te va a emitir una factura sin IVA y sin recargo de equivalencia porque no son los responsables de ingresarlo en Hacienda. Vas a ser tú el que tendrá que pagar a Hacienda ese IVA y ese recargo de equivalencia.

Si el proveedor es de fuera de la UE, el sistema sería el mismo, con la diferencia que el IVA y el recargo de equivalencia tendrás que pagarlo en aduanas cuando recibas la mercancía. Allí es donde vas a informar que eres minorista, para que te apliquen el recargo de equivalencia.

Tienes que tenerlo en cuanto al ponerle precio al producto.

 

IRPF

Y no nos podemos olvidar del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que es el que grava los ingresos que obtienes durante el año. Cada trimestre tendrás que ingresar anticipos a Hacienda mediante el modelo 130, dependiendo del nivel de facturación que hayas tenido en ese periodo.

Y ahora estarás esperando el pero, ¿verdad? Pues haces bien, porque en el caso que factures a profesionales o a empresas tienes que aplicar la retención de IRPF en la factura, y será el cliente quien luego tendrá que ingresar la retención en Hacienda mediante el modelo 111.

Por tanto es conveniente que una vez que termine el año pidas los certificados de retenciones y compruebes que es todo correcto.

La retención que tendrás que aplicar actualmente es del 15% (7% en caso de autónomos nuevos y durante los dos primeros años).

Pero ojo, el IRPF no se suma como el IVA, sino que se resta del importe bruto de la factura. Te pongo un ejemplo:

  • Importe del servicio – 100 €
  • IVA 21% – 21 €
  • IRPF 15 % – 15 €

Importe a comprar al cliente: 100 + 21 -15 = 106 €

Tú igualmente vas a tener que ingresar los 21 € de IVA en Hacienda llegado el momento.

Si las retenciones han sido más altas, cuando tengas que hacer la declaración de la renta (modelo 100) Hacienda te devolverá el exceso pagado, en caso contrario tendrás que pagar.

Si más del 70 % de tus facturas llevan retenciones, no tienes que presentar la declaración trimestral del IRPF (modelo 130).

Y estos son los aspectos fiscales de tu negocio online. Ahora mismo tendrás la cabeza dando vueltas, pero es más fácil de lo que parece.

Además, Quaderno te facilita esta tarea, también en relación al IRPF, por lo que siempre llevarás la contabilidad al día, y lo más importante, sin quebraderos de cabeza.

 

la fiscalidad de un negocio online

 

¿Conocías estas obligaciones fiscales que debe cumplir tu negocio online?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 😉

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 😉

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente