Los textos legales de una web son los grandes olvidados, pero es muy importante que los incluyas ya que el Gobierno ha puesto el ojo en el mundo online y ya rastrea los ingresos que no se declaran y el incumplimiento de la LSSI (quizás ya te ha llegado el email que están enviando).

Así que para evitarte sustos  y problemas innecesarios, te voy a explicar cómo hacer los textos legales de tu web. Con una sorpresa al final 😉

 

Cómo hacer el aviso legal de tu web

El aviso legal es el texto legal donde se indica quién está detrás de tu web y conozcan tus normas de uso.

No es obligatorio que todas las webs dispongan de un aviso legal, deberás incluirlo en tu web si es un blog corporativo, o una web de empresa o se percibe ingresos a través de ella, bien por publicidad o por marketing de afiliación.

El art. 10 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSI) es el que obliga a todo el que tenga un blog o web de la que obtenga beneficio a disponer de los medios que permitan, a usuarios y a la autoridad competente, a acceder por medios electrónicos, de forma permanente, fácil directa y gratuita a la información de quién hay detrás de la web.

¿Qué tienes que incluir en el aviso legal de tu web?

La mejor opción es redactar tu propio aviso legal, puedes guiarte por una plantilla estándar pero redáctalo con tus palabras, ya que al ser un texto nuevo te estará ayudando al posicionamiento de tu web.

Lo importantes es no olvidarte de ninguno de los datos que son obligatorios incluir:

DATOS GENERALES

PROPIETARIO DE LA WEB – nombre completo, dirección postal, email de contacto y DNI. En el caso de ser una empresa debe añadirse los datos registrales: Registro Mercantil en la que está inscrita, el tomo, folio, hoja e inscripción.

Ejemplo: Mi empresa, SL, inscrita en el Registra Mercantil de Cádiz, tomo XXX, folio XX, hoja XXX, inscripción Xª

Si  tu web es en relación a una profesión regulada, por ejemplo abogados, veterinarios, dentistas, etc…. tienes que indicar el Colegio profesional y el número de colegiado, además de las normas profesionales aplicables y los códigos de conductas, y el enlace donde pueden ser consultadas.

Ejemplo: Abogada inscrita en el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, nº de colegiada XXXXX

Y por último, si está comercializando productos que requieren de una autorización administrativa también debes indicarlo.

Ejemplo: seguridad privada, transportes, energía o gestión de residuos.

TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO

En este apartado debes indicar de qué te haces responsable y de que no dentro de tu web. Por ejemplo, si se publican enlaces a otras webs, no te haces responsable de los contenidos de esas otras webs. Indica igualmente que no te haces responsable de las aportaciones de los usuarios, y adviértelos que son responsables del uso que den a las cosas de las que hables en la web.

Te pongo un ejemplo, si eres nutricionista, o estás hablando en un blog de tu experiencia con la pérdida de peso, indica que tus consejos no sustituyen las opiniones médicas y que no te responsabilizas del mal uso que alguien pueda hacer de dichos consejos.

En definitiva, es pensar sobre lo que hablas en tu web o en tu blog y dejar las responsabilidades claras. Es el apartado al que más tiempo le tendrás que dedicar.

PROPIEDAD INTELECTUAL

En este apartado debes dejar claro que el contenido de la web o blog te pertenece y si bien se necesita autorización para difundir o reproducir o bien está sujeto a alguna licencia de creative commons

Si utilizas contenido de tercero (siempre con autorización previa) debes indicar también el uso de los derechos de autor de los mismos. Por ejemplo si utilizas fotografías de productos de los proveedores, o vendes complementos de diseñadores, etc.

Hasta aquí lo que la ley te exige que pongas, pero yo además añado:

  • Un resumen de la política de privacidad: los datos que recoges, la finalidad y el fichero.
  • Un resumen de la política de cookies: si los usas y si son propias o de terceros y enlazar a donde das toda la información.
  • Informar en qué Juzgado deben presentarse las posibles reclamaciones si hubiese controversias.

Cómo hacer la política de privacidad de tu web

La política de privacidad tendrás que incluirla siempre que tengas un formulario de contacto, de suscripción y/o puedan dejar comentarios en tu blog, y el motivo es porque entonces también tendrás que cumplir con la LOPD (Ley de Protección de Datos).

Aquí es donde vas a indicar los datos que retienes de los usuarios y clientes, como los procesas y manejas. En este punto hay que dar una información totalmente transparente.

Incluso tendrás que indicar el hosting que utilizas, el proveedor de email marketing, si recopilas datos a través de Facebook Ads,…

Y recuerda, cumplir con la protección de datos no es sólo poner la política de privacidad y dar de alta un fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, además debes cumplir otras pautas que te detallo en el post Cómo adaptar tu blog a la nueva Ley de Protección de Datos.

Al final del post vas a tener un regalo que te va a facilitar la tarea.

Cómo hacer la política de cookies de tu web

En el 2012 se modificó el art. 22.2 de la LSSI y desde entonces es obligatorio informar en nuestra web sobre las cookies que utilizamos y la forma para desactivarlas, ya que guardan los hábitos de navegación del usuario en la red, he incluso las contraseñas cuando le das a “guarda contraseña”.

En 2014 comenzaron a poner las primeras sanciones a las webs que no cumplían con la normativa de cookies, así que para que no seas uno de los sanciones aquí te explico cómo hacer la política de cookies de tu web.

Cuándo debes tener una política de cookies

Antes que nada debes saber si realmente necesitas informar del uso de cookies en tu web.

No será necesario si las cookies son inherentes al funcionamiento de la web o, por ejemplo, al caso de las cookies que se instalan para el funcionamiento del “carrito de la compra”, para recordar el idioma de la web o para  el mantenimiento actualizado de los precios de los productos ofertados en un e-commerce.

Para el resto de cookies debes avisar: de terceros, permanentes, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental. Por ejemplo, debes avisar del uso de cookies de Google Analytics (que seguro que lo usas), del de las redes sociales, AdSense, etc.

Cómo debes informar del uso de cookies

La Agencia Española de Protección de Datos se ha pronunciado sobre cómo informar del uso de cookies en su Guía de Cookies.

Lo más común es utilizar el método de información por capas, una primera en la que se indica los tipos de cookies que se utilizan y un enlace que lleva a una segunda capa donde se da una información detallada de las cookies:

En la primera capa tienes que indicar las cookies que utilizas, si son propias o de terceros, su finalidad y una aclaración sobre si se hace click en la aceptación o se sigue navegando por la web ya se dará por aceptado su uso.

Te indico dos ejemplos, uno correcto como es el caso de Media Markt, y otro que no es correcto como es el caso de Amazon.

En la segunda capa debes incluir los siguientes aspectos:

  • Definir de forma genérica que son las cookies e indicar la función que tienen dentro de una web.
  • Informar de las cookies que almacena tu web: propias o de terceros, de sesión o permanentes, técnicas, de personalización, de análisis, publicitarias y de publicidad comportamental.
  • Haz un listado de todas las cookies que utilizas
  • Explica cómo puede desactivar cada una de ellas enlazando las explicaciones al respecto de cada navegador (o explícaselo tú mismo).

¿Has visitado alguna vez Amazon porque te ha interesado un libro electrónico y te ha perseguido el anuncio por todos lados de tu mundo virtual? Pues las culpables son las cookies, así que si no quieres que descubran algo, como un viaje sorpresa a Nueva York que le vas a dar a tu pareja, no olvides borrarlas, que son muy chivatas 😉

Espero que tengas claro como debes cumplir con la política de cookies y te animes a ponerla correctamente.

Cómo hacer las condiciones de venta de tu web

Las condiciones generales de contratación debes incluirlas en tu web siempre que vendas tus servicios o productos en ella, es el contrato que vinculará a ti y tus clientes, sin posibilidad que éstos puedan negociarlos o modificarlos.

Es un contrato de adhesión.

Es muy importante que establezcas bien todos los términos porque es un contrato y por tanto vinculante; y que no copies los de otra web porque probablemente no se adaptará a tus posibilidades.

Es el caso de una tienda online que copió las condiciones generales de contratación de Zara y tuvo que hacer frente a una política de devolución muy complicada para una empresa que no es una multinacional.

Aspectos generales

Las condiciones de uso y ventas (condiciones generales de contratación) deben estar muy claras y completas, previniendo futuros problemas que se puedan originar y dándoles una resolución.

El cliente puede consultarlas previamente a la compra y debe aceptarla antes de finalizar el proceso de compra, por lo que no olvide poner esta opción con un check antes del último paso.

Apartados a incluir en las condiciones de uso y venta

Puedes concretar todos los aspectos que consideres conveniente, pero no debes olvidar los siguientes:

  • Información general de la empresa y de la web.
  • Los contenidos que aparecen en la web y la propiedad intelectual de los mismos.
  • Información sobre los productos que aparecen.
  • Precio: Que incluye y que no.
  • Sobre el stock disponible. A veces a todos nos para que algo está en stock en la web pero realmente se ha agotado.
  • Cómo se realiza.
  • Información sobre la seguridad de la página. Interesante para generar confianza.
  • Como se realiza el pedido y como se puede cancelar un pedido.
  • Plazos y lugar de entrega.
  • Condiciones para la devolución.
  • Garantías de los productos.
  • Limitarnos lo máximo posible de responsabilidades.
  • Política de privacidad de datos.
  • Posibilidad de modificar las condiciones de uso.
  • Ley aplicable.

¿Te habías preocupado en tener correctamente las condiciones de uso y venta de tu web o tienda online?

Ahora es el momento.

Y para ayudarte en el proceso, aquí tienes la sorpresa que te prometí. He preparado unas plantillas orientativas por si quieres crear tú mismo los textos legales de tu web. Pero recuerda, es una base, así que adáptalas a tus necesidades.

¿Tenías incluidos los textos legales en tu web?

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes infoproductos y/o servicios, e ingresos por afiliación

Si vendes productos físicos