Cómo obtener el consentimiento expreso en tu web

Queda menos de un mes para que sea de aplicación el RGPD, la normativa europea de materia de protección de datos, y aún hay muchas webs que ni siquiera tienen adaptados sus formularios a esta normativa porque bien el proveedor de email marketing o el plugin aún lo permite, no pudiendo así tener el consentimiento expreso del usuario que se suscribe.

Es justo lo que me pasaba a mí hasta este fin de semana, pero gracias a Roberto García, consultor Membership Sites, ya tengo mi web 100% adaptada, y he comenzado a actualizar mi lista de suscriptores.

Y para que no te pase a ti lo mismo, hemos creado este post en colaboración donde Roberto te va a explicar la parte técnica, y yo la parte teórica, para que cuando llegue el 25 de mayo tu web esté lista.

Se han incluido los proveedores que de momento dejan crear formularios 100% adaptados al RGPD. Iremos actualizando el post.

¡Vamos allá!

 

CÓMO OBTENER EL CONSENTIMIENTO EXPRESO EN TU WEB

¿Qué es el consentimiento expreso?

Voy a comenzar explicando qué es el consentimiento expreso y por qué es tan diferente de lo que veníamos haciendo hasta ahora.

El consentimiento expreso es la acción inequívoca del usuario aceptando suscribirse, o aceptando que contactes o que le envíes información comercial. Y este hecho se traduce técnicamente hablando, en tener que seleccionar el checkbox de aceptación de la política de privacidad.

Pero además tienes que poder almacenar el consentimiento del usuario para poder demostrarlo en caso de denuncia. No vaya a ser que a algún suscriptor se le olvide que se suscribió y decida denunciarte ante la AEPD, sobre todo ahora que pueden pedir indemnización.

Hasta ahora lo que teníamos (y en la mayoría de los casos seguimos teniendo) es el consentimiento tácito. La ley entendía que si dejaba los datos era porque aceptaba que le enviaras la información.

Como ves es un cambio bastante importante.

El email de confirmación que te envié el proveedor de email marketing, y que debes guardar como prueba, tiene que indicar los datos que confirmen la validez de los consentimientos, como es la fecha en que se otorga, la IP, el email y la web desde dónde se suscriben.

Este es el ejemplo perfecto de la confirmación que se recibe de MailChimp:

Consentimiento expreso en el RGPD

 

Información básica del tratamiento de datos para obtener el consentimiento expreso

Pero para que el consentimiento se considera expreso, aparte de realizar la acción de clicar el checkbox, el usuario también debe conocer PREVIAMENTE el tratamiento que se le va a dar a sus datos, es decir, quién va a tener acceso a ellos y con qué finalidad.

Para ello tendremos que indicar esta información en una leyenda en el formulario de suscripción similar a este. Puedes dar la información con tus palabras, pero sin olvidar ninguno de los datos:

Te informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por mí, (tu nombre completo), como responsable de esta web. Con la finalidad de gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Mailchimp. Puedes consultar aquí su política de privacidad Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@legalidadonline.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad

Os dejo el ejemplo de cómo lo tengo yo puesto en mi web:

Formulario de suscripción adaptado al RGPD

SOLUCIONES TÉCNICAS PARA INCLUIR EL CHECKBOX EN NUESTRA WEB

Una vez que sabemos la parte teórica, nos encontramos con la dificultad de ponerlo en práctica, pero Roberto, nos va a explicar cómo debemos hacer este proceso en los proveedores que de momento lo permiten.

Sin su ayuda yo aún estaría mareada intentando poner mis formularios correctamente para cumplir con el RGPD y poder actualizar mi lista de suscriptores.

 

MailChimp

Este es mi actual proveedor de email marketing, y como os he comentado me estaba volviendo loca para poder poner el checkbox y la información básica del tratamiento de datos de manera correcta.

Antes ya tenía el checkbox (usaba MailRelay), pero no dejaba rastro para poder demostrar que realmente me había dado el consentimiento, por lo que en realidad de poco valía. Además, el email de confirmación que envían no incluía la información necesaria que luego me pudiera servir de prueba para certificar el consentimiento.

Os dejo aquí el tutorial para que en el caso que también utilices MailChimp, no tengas ningún problema en adaptar tu formulario. Es muy sencillo de seguir, Roberto lo explica de forma muy clara.

La verdad que  MailChimp se ha puesto bien las pilas para cumplir con el RGPD. Yo era anti-Mailchimp, no me gustaba nada, pero por culpa de Elsa López y su academia Dale al Mono, ahora me encanta.

 

Active Campaign

Otra de las opciones que muchos utilizáis es Active Campaign, y aquí tenéis el taller de cómo configurarlo para obtener el consentimiento expreso.

 

Desde luego Roberto ha hecho un increíble trabajo con estos tutoriales, pues al fin vamos a tener unos formularios en nuestra web que cumplen con el RGPD.

Cuando otras plataformas se vayan adaptando a la normativa lo iremos incluyendo aquí con nuevos tutoriales.

Ahora te toca ponerlo en práctica, adaptar los textos legales de tu web a la nueva normativa, y comenzar a actualizar tu lista de suscriptores.

Pero no olvides, que esta es sólo una parte para realmente cumplir con la protección de datos en tu negocio online.

Te recomiendo unirte al grupo de Facebook de Roberto Memberships Mastermind porque comparte información de muchísima información. Al igual que en su podcast, ¡no dejes de escucharlo!

¿En qué le afecta el IVA digital a tu negocio online?

A partir de 2015, y para limitar las prácticas de elusión de impuestos de grandes compañías como Amazon o Apple, que facturaban sus productos donde el IVA era más bajo, se estableció que la ventas de productos digitales se les tenía que aplicar el IVA digital.

En este post te voy a explicar de manera clara en qué consiste.

 

¿Qué es el IVA digital?

Se trata de aplicar el IVA del país del comprador en la venta de los productos digitales, de esta forma, las grandes compañías no establecen su sede en un país donde el IVA sea bajo porque eso les va a dar igual, ya que va a depender de dónde se encuentre el comprador.

Por ejemplo, Amazon tenía establecida su sede europea en Luxemburgo porque el IVA era del 3%.

Si tu empresa está fuera de la Unión Europea pero vendes a clientes europeos, tienes que aplicar el IVA del país del comprador.

 

¿Qué es un producto digital?

El IVA digital no se aplica siempre que vendas un producto digital, sino que hay que saber a qué se está refiriendo la ley concretamente.

Un producto digital es un ebook, un hosting, comunidades de pago, herramientas onine, webinar grabado (si es en directo sería un evento) o cualquier producto ofrecido por vía online. Pero no todos estos casos se aplica el IVA digital, todo dependerá de si su venta es automatizada o no.

Para que tengas que aplicar el IVA digital, es decir, el IVA del país del comprador, el producto debe ofrecerse de forma automatizada. Por lo tanto, si vendes un curso online donde ofreces soporte, por ejemplo a través de un grupo de Facebook, o vendes un ebook en formato pdf que envías manualmente a través de email, ya no tienes que aplicar el IVA digital.

 

Proceso para aplicar el IVA digital en la venta de productos digitales

Y te estarás preguntando, ¿pero cómo puedo saber yo el país del comprador? Pues te aviso que tienes que aplicar las medidas técnicas en tu web que te permitan saberlo, y demás tener constancia de 2 pruebas de ello, por ejemplo la tarjeta bancaria y la IP, o el teléfono móvil,…

Aquí puedes consultar el IVA que se aplica en cada país.

Además, tienes que conservar la información sobre la venta y el cliente durante 10 años. Esta información debe incluir:

  • el país al que se ha vendido
  • el tipo de producto
  • la fecha de venta
  • el IVA local
  • el importe a abonar en moneda local
  • fecha y modalidad de recepción del pago
  • la factura
  • el nombre del consumidor
  • los datos para determinación del país del consumidor, esto es, dirección IP y datos de facturación.

Lo sé, ahora mismo te estás tirando de los pelos, pero no te preocupes que hay herramientas online que ya lo hacen por ti:

  • Sendowl, es la plataforma que te permite vender productos digitales, y que te permite saber de donde es el comprador y aplicar el IVA correspondiente. Pero no olvides activar esta opción, porque no viene por defecto.
  • Quaderno, que es una plataforma de facturación que igualmente almacena 3 pruebas del país de comprador.

Hoy en día hay soluciones para todo, así que no desesperes, pero claro, no olvides hacer las cosas correctamente.

Tienes que tener en cuenta que si vendes a autónomos o empresas, puedes ahorrarte todo este jaleo porque si te das de alta en el IVA intracomunitario (VAT), y tu cliente (no particular) también lo está, os ahorráis tener que aplicar el IVA en la factura.

Pero recuerda que tienes que comprobar que realmente esté dado de alta en el IVA intracomunitario.

 

¿Cómo declaro el IVA digital?

Ahora bien, ahora hay que ingresar el IVA en cada uno de los países que le corresponda. Menos mal que esta parte la han facilitado gracias al Régimen MOSS, la miniventanilla única.

Para ello debes registrarte expresamente en este régimen, incluso si facturas desde fuera de la Unión Europea. En este caso tendrás que recurrir a un asesor fiscal de algún país en la UE para conseguir el acceso al régimen MOSS.

Gracias a este sistema vas a presentar las declaraciones del IVA desde un solo portal web, el del país en el que te has registrado, y ya este país se encargará de repartirlo al resto de los países.

¿Conocías esta obligación fiscal por la que tienes que aplicar el IVA del país del comprador? ¿Sabías cómo aplicarlo?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores   

¿Cuál es el mejor programa de facturación para emprendedores online?

Llega un momento que llevar uno mismo toda la contabilidad del negocio, incluso cuando se tiene un gestor fiscal, es un poco caos, por lo que es mejor contar con un programa de facturación para llevar las cuentas al día.

Es un gasto necesario en todo negocio online, porque además en la mayoría de los casos (menos en uno) hasta te autorrellena los impuestos a presentar. Una maravilla.

Porque no te creas que necesitas un programa de facturación cundo tienes ya un volumen de trabajo. Incluso cuando tienes unas 4 ó 5 facturas al mes, a parte de los gastos ya te merece la pena. ¿O no te vuelves loca igualmente cuando toca presentar impuestos?

Pues el programa de facturación te va a solucionar esos quebraderos de cabeza.

Aprovechando el periodo gratuita que tienen para que los pruebes, y el tiempo que he utilizado dos de ellos, voy a comentarte cuál es el que mejor se adaptaría a tu negocio. Aunque siempre es mejor que tú también los pruebes y elijas.

Soy afiliadas a algunos de ellos, pero es una opinión totalmente sincera. De hecho, no soy afiliada de uno de los que más recomiendo.

¡Vamos a verlos!

 

Quipu

Desde ya te digo que Quipu es por el que utilizo actualmente, fue la opción que elegí, y de momento va genial.

Tiene distintos planes dependiendo del volumen de movimiento que tiene, pero siempre que no lo tengas que tener conectado a una tienda online, con el primero es Starter es más que suficiente porque puedes emitir facturas manuales ilimitadas.

programa de facturación

 

Puedes conectar tu banco (más de 40 disponibles) y ver los movimientos bancarios en tiempo real para así generar apuntes contables de forma automática.

Si tu banco no está entre los que tienen disponibles, te ayudan a configurar tu cuenta bancaria de forma manual.

Esta función es a partir del Plan Professional.

Un punto importante en el que me fijé es que genera los modelos de todos los impuestos que debes presentar. Pensarás que es lo lógico. Pues si te fijas bien, no todos lo hacen. Así que punto a favor.

Si tienes una tienda online se integra con Woocommece, aunque tienen pensado incluir Magento y Prestashop dentro de poco. Eso sí, si generas más de 100 ventas al mes (que sería lo ideo) tendrías que elegir el Plan Enterprise.

 

Cuéntica

Es una de las opciones que elegí en un primer momento, pero aunque su plataforma es sencilla, la de Quipu es mucho más intuitiva.

Eso sí, tiene un punto  muy importante a su favor, por 9 € (+IVA) al mes dispones de un asesor fiscal para consultar tus dudas, o si lo prefieres, por 24 € (+IVA) al mes tendrás tu gestor fiscal al que consultarle tus dudas y que presentará los impuestos por ti. No incluye la declaración de la renta, su coste oscila entre 90 y 120€, dependiendo del tiempo que lleves con ellos, el plan contratado y las circunstancias personales.

 

Para que te quede más claro, los planes son:

  • Cuéntica: 15 € – para facturar a tus clientes, registrar gastos y llevar el control de cobros y pagos
  • Cuéntica + Fiscalidad: 15€ + 9€ – si además quieres que se autogeneren los modelos de impuestos listos para presentar, además de asesoramiento contable y fiscal.
  • Cuéntica + Fiscalidad Tutelada: 15€ + 35€ – incluye todo lo anterior, pero te revisarán las cuentas para asegurarse que todo está bien. Presentan los impuestos.

 

¿No es una maravilla?

También gestionan el alta en Hacienda y en la Seguridad Social por un coste de 75€ + IVA.

No está integrado con WooCommerce, Magento, Shopify,… aunque lo tienen pensado, por lo que si tienes una tienda online no te recomiendo esta opción, aunque puedes integrar Cuéntica en tu ecommerce utilizando la API.

Si vas a utilizar sólo la plataforma, sin asesoramiento, mi recomendación es que utilices Quipu ya que es mucho más sencilla.

Por ejemplo, Cuéntica no deja emitir un ingreso como factura si no se tienen todos los datos fiscales del cliente, por lo que habría que incluirlo en otros ingresos a clientes sin determinar. Si posteriormente te solicita la factura tendrás que minorar el gasto de esa factura en la pestaña de otros ingresos. Es decir, el mismo registro que hagas al emitir la factura lo tendrás que realizar en otros ingresos pero en negativo.

Con Quipu eso no pasa, por lo que se ahorra tiempo y trabajo.

Además, para hacer un presupuesto, tienes que hacer una factura normal, pero en lugar de “Emitir Factura” se da a “Guardar borrador” y cuando le des a enviar por email al cliente se convertirá en presupuesto.

El presupuesto se quedará en la pestaña de borradores hasta que el cliente lo acepte.

Quipu tiene directamente la opción de crear presupuesto.

 

Quaderno

Si vendes infoproductos a los que les tiene que aplicar el IVA digital, es decir, el IVA del país del comprador, desde luego esta es tu opción. Ni te lo pienses.

Es la única que aplica directamente el IVA que corresponde y guarda 3 pruebas de ello. Ni te imaginas los quebraderos de cabeza que te quitas.

Se integra con los plugin de membresía Memberpress y S2Member, además de con las plataformas de ecommerce y con SendOwl.

Aunque no va a ser todo una maravilla. No te autocompleta los impuestos, aunque te los facilita enormemente y es más caro que los anteriores.

Pero, lo dicho, si vendes productos digitales a los que se le aplica el IVA digital (ebooks, curso online sin soporte, música,…), esta es tu plataforma de facturación sí o sí.

 

Txerpa

Tiene la gran ventaja que todos sus planes incluyen asesor fiscal, el problema es que no incluye todos los impuestos.

Sí incluye presentación del IVA, IRPF y resúmenes anuales (modelos 303, 130, 390) y 347 (declaración anual con terceros) en el plan Inicios.

En el Plan Crece y el Éxito además incluye el modelo 349 (intracomunitarias).

Por lo que si tienes que presentar también el modelo 111 (ni el modelo 190 de resumen anual) porque has contratado servicios a otro profesional, que es lo más normal, ya no estará incluido. Tampoco incluye el modelo 115, de pago de alquiler de oficina, local, espacio de trabajo (ni el modelo 180 que es su resumen anual).

Yo lo considero un gran inconveniente, bastante importante. ¿Y para ti?

 

 

Tampoco incluye declaración de la renta, que para ya clientes suele ser de 45€ + IVA (cambia cada año). Pero la renta no la incluye ninguno.

También puede gestionar el alta como autónomo por un coste de 59€ + IVA, y el alta en Hacienda por un coste de 40€ + IVA.

Te pueden asesor previamente por 17,99 €, que luego lo descuentan si contratas con ellos.

Ten en cuenta también que si tienes que tributar en diferentes epígrafes (para Hacienda es muy importante que estés al día en este aspecto) tendrás que contratar el plan Éxito por 39,95 € + IVA/mes. Cada tipo de producto tiene que tener una numeración distinta.

Para integrar con plataformas es a través de la API, por lo que se necesitaría la ayuda de un programador.

También tengo que apuntar, que tanto en el caso de Quipu, Cuéntica y Quaderno la atención previa fue muy buena, pero no puedo decir lo mismo de Txerpa.

Pero eso es algo que ya tiene que valorar uno mismo.

 

Anfix

Su plantilla es menos intuitiva, y también tiene reducido el tipo de impuestos que autorellenan. No la he estudiado muy a fondo porque la descarté bien pronto por estos motivos.

Pero está integrada con Prestashop, Woocommerce, Magento y Shopify.

Otro punto a tener muy en cuenta es que la actividad de la empresa sólo se va a asociar a un epígrafe, cuando lo más frecuente es que se trabaje en varios, y Hacienda mira mucho que realmente sea así.

Beneficios de utilizar un programa de facturación

  • Ahorras tiempo porque no tendrás que estar haciendo las facturas a mano ni contabilizar las recibidas.
  • Sabes las ganancias reales que está teniendo tu negocio y que producto es el que resulta más rentable.
  • Puedes tener un registro de clientes y proveedores
  • Puedes presentar los impuestos de forma muy sencilla
  • Si tienes un gestor fiscal puedes darle acceso a la plataforma para que haga las gestiones directamente.
  • Da una imagen más profesional ya que puedes enviar por email a tus clientes un enlace para que paguen automáticamente a través de stripe (tarjeta bancaria)

 

Hay muchas opciones en el mercado. Yo te he contado mi experiencia, pero te invito a que las pruebes ya que todas tienen un período gratuito y elijas la que mejor se adapte a tus gustos y a las necesidades de tu negocio.

¿Utilizas ya un programa de facturación?

¿Conocías todas estas opciones? ¿Utilizas ya alguno? ¿Recomiendas algún otro?

  

Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

Cómo hacer una factura

Cuando comenzamos nuestro pequeño negocio, la primera duda que tenemos es cómo hacer una factura tras la primera venta.

Te voy a explicar todo lo que necesitas saber para emitir una factura, con ejemplo incluido y herramientas que te van a facilitar esta tarea.

¡Vamos a verlo!

 

¿Cuándo hay que hacer una factura?

Los empresarios y profesionales deben emitir factura, siempre, en los siguientes casos:

  • Cuando el destinatario sea un empresario o profesional y actúe como tal.
  • Cuando el destinatario de la obligación así lo exija, para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria.
  • En el caso de exportaciones de bienes exentas de IVA, excepto las que se realicen en tiendas que sean libres de impuestos.
  • En las entregas intracomunitarias de bienes exentas de IVA.
  • Cuando el destinatario sea una Administración Pública o una persona jurídica, que no actúe como empresario o profesional.

 

Existen algunas operaciones en las cuales no es necesario realizar una factura:

  • Operaciones exentas de IVA.
  • Realizadas por autónomos que están en el régimen especial de recargo de equivalencia.
  • Realizadas por autónomos en el régimen simplificado de IVA (módulos).
  • Realizadas por autónomos del régimen especial de agricultura, pesca y ganadería.

 

Salvo que estés incluida en alguno de los casos anteriores, tienes que elaborar una factura.

 

¿Se puede sustituir una factura por un ticket?

No, la actual legislación obliga a emitir una factura, eso sí, en importa inferiores a 400 € (IVA incluido) se puede emitir una factura simplificada en caso de ventas o servicios al por menor, de ventas o servicios a domicilio del consumidor siempre que el destinatario se encuentre en territorio español.

La diferencia de esta factura es que no precisa de los datos del destinario, sólo hay que incluir los del vendedor, es decir, nuestros datos.

 

¿Qué datos hay que incluir en una factura?

Puedes darle distintos diseños a una factura, pero lo que sí debe incluir son unos datos mínimos:

  • Fecha y Número de facturas correlativas, para no hacer trampas, de modo que si hay un error en la factura tenemos que emitir una factura rectificativa, con nº diferente a las normales.
  • Tus datos fiscales – nombre, NIF o CIF y el domicilio fiscal
  • Datos del receptor (si no es una factura simplficada) – nombre, NIF o CIF y el domicilio fiscal
  • Descripción – Detallar en qué consiste el producto, bienes o servicios que vamos a facturar para que no haya lugar a equívocos o malas interpretaciones.
  • Base imponible – Es el precio e servicio o del bien sin incluir los impuestos.
  • Tipo de IVA, recargo de equivalencia e IRPF
  • Importe total – Es  cantidad total que debe pagar el cliente.
  • Forma de pago – Puede ser en efecto, por transferencia, tarjeta, etc.

 

Ejemplo de factura

 

Obligación de conservar las facturas emitidas

Es necesario conservar tanto las facturas que has emitido como las que has recibido, pero no es necesario que estén en papel si las has recibido electrónicamente.

Ya lo dice la Agencia Tributaria: “Los diferentes documentos, en papel o formato electrónico, se deberán conservar por cualquier medio que permita garantizar al obligado a su conservación la autenticidad de su origen, la integridad de su contenido y su legibilidad, así como el acceso a ellos por parte de la Administración tributaria sin demora, salvo causa debidamente justificada, pudiendo cumplirse esta obligación mediante la utilización de medios electrónicos.”

Si las has recibido en papel puedes conservarla en formato digital si puedes probar que es exacta a la original, para lo que puedes utilizar un software de digitalización certificado por la Agencia Tributaria. Como es el caso de Anfix.

Las facturas debemos conservarlas durante 6 años, aunque la empresa o negocio ya no tenga actividad.

Ahora bien, hay casos concretos que hay que conservar las facturas durante un período superior, como son las facturas de inmovilizado, o en caso de empresas que están compensando bases imponibles negativas.

 

Soluciones que nos facilitan la vida

Para evitarnos quebraderos de cabeza hay programas de facturación online que nos facilitan esta tarea, y que nos permiten conservar todas las facturas durante el tiempo establecido por la ley.

Además, incluso nos permiten rellenar automáticamente los modelos de impuestos. Listos para presentar.

Estos programas de facturación son Quaderno, Quipu, Anfix,… Si quieres que te hable más detalladamente sobre cada uno de ellos, dímelo en los comentarios.

¿Sabías hacer una factura correctamente? ¿Conocías las herramientas de facturación?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

 Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

¿Por qué es importante tener el control de la protección de datos de tu negocio?

Ya habrás escuchado (y leído) varias veces lo importante que es delegar ciertas tareas de tu negocio, y una de las tareas que primero se delegan son las que tienen que ver con los aspectos legales y fiscales. Pero hoy quiero contarte, por qué es importante tener el control de la protección de datos de tu negocio.

Y que conste que yo estoy encantada que decidas delegar la parte legal de tu negocio en mí. Además, si yo lo has hecho sabrás que me tomo la tarea como si fuera mi propio negocio, pero como ya dijo Eli Romero, tienes que saber de todo y, a la vez, de nada.

Además, al principio es normal hacerlo todo uno mismo: cambios en la web, campañas de email marketing, Facebook Ads,… y cuando llegas a la parte legal, si realmente te la tomas en serio, vas a buscar a un profesional que haga el trabajo, si es que puedes pagarlo.

Y si no te lo tomas en serio, y lees por ahí los consejos que dan otros compis emprendedores online, darás de alta los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos, y ya te quedarás tranquilo o tranquila.

Pero no es así, dar de alta los ficheros es sólo el principio. Además es un paso que desaparecerá a partir del 25 de mayo, con la entrada en vigor de la normativa europea.

Por tanto, ¿sabes realmente lo que hay que hacer en el día a día de tu negocio para cumplir con la LOPD?

Mientras gestionas tu negocio debes saber qué grado de seguridad tienes que aplicar a los datos que manejas, y preocuparte que se cumplan. Porque en el día a día de un negocio es donde de verdad estarás preocupándote de proteger los datos de tus usuarios, algo fundamental con la nueva normativa.

Aparentar que se cumple la LOPD ya no va a ser suficiente.

Ahora vas a tener que saber y ponerlo en práctica al usar correctamente las herramientas de tu negocio, los programas que utilizas.

Cuando tengas contacto con colaboradores, debes saber la importancia que tiene firmar un acuerdo de confidencialidad para proteger tu negocio. ¿O prefieres que luego se lleve los contactos de tus clientes y haga negocios con ellos?

También es importante que establezcas un control de acceso de tus trabajadores o colaboradores a los datos. Es decir, que puedan tener acceso a lo expresamente necesario, no a toda la documentación de tu negocio.

¿Y qué me dices de tener un ordenador sin contraseña, y sin cambiarla periódicamente? Sí, también tienes que hacerlo.

Vale, que trabajas desde casa y no vive nadie más contigo. Bueno, tiene un pase, pero aun así yo pondría la contraseña, porque siempre pueden entrar en tu casa y robarte el equipo. (Que espero que no!).

¿Y si te vas de viaje con tu portátil? Pues tiene que llevar contraseña, y…. ¡no te conectes a las wifi públicas! Eso ha dolido más, no? Pues ni te imaginas lo fácil que es que te roben la información a través de esta conexión.

Yo jamás me conecto con mi móvil a una red pública, porque tengo conectado Dropbox y acceso al email y no quiero que me roben tus datos.

Toda esta información tiene que estar actualizada en tu Documento de Seguridad, que es como el manual interno de protección de datos de tu negocio. Y es lo primero que te va a pedir la Agencia Española de Protección de Datos en caso de una inspección.

Si has delegado la gestión de la protección de datos en un buen profesional, sí hará todo estos pasos, pero no será lo mismo porque no vive el día a día de tu negocio.

Los emprendedores que han contratado mi servicio de adaptación a la LOPD saben que yo me preocupo de llevar el Documento de Seguridad siempre al día, y que por ello pregunto al menos una vez al mes las modificaciones que haya habido en la empresa.

Pero lo sigo diciendo, que conozcas lo que puedes o no hacer con los datos que manejas en tu negocio es primordial.

Por ello he creado el curso de adaptación a la LOPD para negocios online, con el que podrás tanto gestionar tú mismo/a la protección de datos de tu negocio o delegarlo a un profesional, pero sabiendo lo que estás haciendo.

Es hora de pasar a la acción y tomar el control de tu negocio.

 

¿Sabías la importancia que tiene que conozcas la LOPD para poder aplicarla realmente en tu negocio?

Si tienes alguna duda te espero en los comentarios para resolverla 

 

 Recuerda compartir este post en tus redes sociales, estarás ayudando a tus compis emprendedores online 

¡NO TE VAYAS AÚN!

Recibe GRATIS la Guía Legal donde te explico todos los aspectos legales que debes cumplir según el tipo de negocio que tengas.

 

Si vendes productos y o servicios (también puedes obtener ingresos por afiliación). 

Si tus ingresos son por afiliación y/o publicidad exclusivamente